You Are Here: Home » Cultura » SOBRE LA BIOGRAFÍA DE CERVANTES VISTA POR UN HISTORIADOR

SOBRE LA BIOGRAFÍA DE CERVANTES VISTA POR UN HISTORIADOR

La vida de Miguel de Cervantes es una novela mucho más interesante que cualquier betseller o una serie de televisión y si se hiciera por capítulos, sería de gran seguimiento mundial.

Lialdia.com / María Teresa Bravo Bañón / Vila seca/ Tarragona/ España/ 2/12/2018 – Siempre es ilustrativo profundizar en la biografía de nuestros grandes escritores más allá de las fechas o de lo académico. La vida de Miguel de Cervantes es una novela mucho más interesante que cualquier betseller o una serie de televisión y si se hiciera por capítulos, sería de gran seguimiento mundial.
De vez en cuando leer sobre Cervantes o sobre Lope de Vega, por ejemplo, vamos descubriendo una riqueza humana que a veces nos estaba casi anónima y escondida.
Leer el libro de Manuel Fernández Álvarez es ir descubriendo a un Don Miguel de Cervantes humano, a través de los documentos que sobrevivieron hasta nosotros y de la mano e interpretación de esos documentos, vamos sintiendo las mil circunstancias que forjaron ese temple ante la adversidad que toda su vida pareció perseguirle, eso nos parece, bajo la anacrónica mirada del lector del siglo XXI.
El autor Manuel Fernández Álvarez nos introduce en las circunstancias y nos traduce por ejemplo el valor de las monedas, sueldos y precios, de maravedíes o escudos a euros, por ejemplo, así como ese punto de honor, ese tema tan tratado en la literatura del siglo de Oro.

INFANCIA Y ADOLESCENCIA

Miguel de Cervantes nació en 1547. El primer documento que tenemos corresponde al acta de bautismo el 9 de Octubre, posiblemente nacería el 29 de Septiembre, pues el nombre de Miguel era el de la fecha de nacimiento era el santo del día, correspondiente al arcángel San Miguel.
En el acta consta : Hijo de Hijo de Rodrigo Cervantes y de su mujer doña Leonor Cortinas (de linaje de la zona y que heredó una viña). Reverendo Bartolomé Serrano, testigos Vázquez , sacristán y bachiller Serrado.
Rodrigo Cervantes era un humilde cirujano, un oficio que apenas le daba para malvivir .Consistía en hacer sangrías, sacar muelas, abrir abcessos, acomodar huesos rotos (sangrías, curas de urgencia, suturas menores, reducciones de torceduras y dislocamientos) cuando no había cerca ningún cirujano- solían realizar también los barberos.
En una ciudad universitaria rebotada de estudiantes de medicina que ejercen los mismos servicios, la clientela era menguada , a eso se sumó que un cliente de alta alcunia no le pagó y se metió en un pleito que perdió, de forma que la miseria persiguió a la familia.
A los 4 años se trasladaron a Valladolid, una ciudad de unos 35.000 habitantes, que contaba con la Cancillería Mayor de Castilla, con el tribunal superior de justicia así como la Universidad más famosa de España.
Rodrigo Cervantes pidió un préstamo de 45.000 maravedíes, el equivalente a 6000 euros, que era una considerable cifra para instalarse con decoro y apariencia, para atraer mayor clientela solvente, por lo menos. Así alquiló una casa en un barrio suntuario, contrató a un ayudante y hasta un criado y se metió en gastos desorbitados, lo que le llevó al año a ser desahuciado porque los intereses cercanos a la usura, incapaces de pagar se fueron acumulando a la montaña de deudas. Su madre, para evitar la ruina hace una alzamiento de bienes intentando poner todos los bienes posibles a su nombre para evitar la debacle familiar y la cárcel.
Existían muchas jurisdicciones civiles y eclesiásticas, pero als condiciones físicas de las prisiones eran miserables. No solo habían reos de poca monta, sino que convivían también miembros del hampa o un gran número de desgraciados que acababan allí por deudas . Si eran capaces de soborrnar al alcaide o celadores, podían alquilar una yacija para compartir con varios o para uso particular. Si era pobre de solemnidad y la familia no le podía valer, sobrevivía de la caridad humana. Eso iba sumando más deudas a las deudas.
Así pues acabó en la cárcel mientras los alguaciles delante de la numerosa familia, les embargan sus pobres bienes : ropa, muebles, la vihuela, algunos libros : dos volúmenes de medicina y otro de gramática, algunas imágenes devotas y la espada que era como un símbolo de cierta hidalguía y posición social.
Existían muchas jurisdicciones civiles y eclesiásticas, pero als condiciones físicas de las prisiones eran miserables. No solo habían reos de poca monta, sino que convivían también miembros del hampa o un gran número de desgraciados que acababan allí por deudas . Si eran capaces de sobrornar al alcaide o celadores, podían alquilar una yacija para compartir con varios o para uso particular. Si era pobre de solemnidad y la familia no le podía valer, sobrevivía de la caridad humana. Eso iba sumando más deudas a las deudas en una Castilla famélica, no era un caso excepcional el del padre de Cervantes, sino un caso común.
Entra y sale de la cárcel varias veces por los prestamistas y las gestiones de la familia pagando como pudo con lo que logró salvar la madre de sus bienes anteriores.
Cuando por fin salió, la familia se desplazó hasta Códoba donde vivía su padre, Don Juan de Cervantes, que estaba en buena posición social. Era letrado por la Universidad de Salamanca y había sido hasta consejero de Diego Hurtado de Mendoza, Duque del Infantado y que en Córdoba había aceptado el cargo de abogado de la Inquisición .
Córdoba era una ciudad rica e importante, de unos 30.000 habitantes, exportaba cuero repujado de gran belleza y de ricos comerciantes. Allí se instala la familia al amparo de los abuelos y parece ser, que además de sus oficios de cirujano barbero, también era confidente de la Santa Inquisición.
Parece ser que gracias a las influencias del abuelo Juan, con el Dean entró en el Colegio de la Compañía de Jesús, que daban acogida tanto a los hijos de los potentados como a los hijos de los menesterosos y pobres de solemnidad .Así empezó su escolarización hacia los 7, u 8 años .
Pero los abuelos mueren y la familia se desplaza hasta Cabra donde vivía un tío , Andrés que por su ventajoso matrimonio ( muy español eso de dar un buen braguetazo para medrar socialmente) era corregidor . Este lo envía a Sevilla como una especie de administrador de fincas , que cobraba alquileres del pariente d Cabra .
Sevilla era la ciudad más fascinante de Occidente que cada día veía llegar de las Indias toda clase de maravillas de ultramar , frutos tropicales, aves exóticas y una miscelánea de pobladores de todas las lenguas y de todos los aspectos, así como un número muy elevado de esclavos negros. Contaba la ciudad más de 120.000 habitantes.
Allí vuelve a estudiar en el colegio de los padres de la Compañía de Jesús. Don Miguel recordaba con respeto a sus maestros , pues representaron una gran renovación pedagógica “ Reñían con suavidad , castigaban con misedicordia y animaban con el ejemplo”.
Parece ser que motivaban a sus alumnos con actividades ejemplares como representaciones teatrales Eso y también la vecindad con el autor Lope de Rueda nos da idea de la gran afición de Miguel de Cervantes hacia el teatro.

(“Desde muchacho fui aficionado a la carátula, y en mi mocedad se me iban los ojos tras la farándula”)

En 1567 se trasladan a Madrid. La causa es por su hermana Andrea , que es madre soltera de una niña llamada Constanza, para salvar el honor familiar.
Parece ser según alguno de los 25 documentos que se tienen de Andrea de Cervantes , que la joven y Juan de Ovando que era hijo de casa rica y mayorazgo con el más lisonjero porvenir, tuvieron amores secretos. Este resultaba un partido inmejorable para Andrea, siendo primogénito de un alcalde de Casa y Corte e individuo del Consejo Real, descendiente de una de las más ilustres casas de Extremadura. No es extraño que Andrea se cegara, y que la familia Cervantes viera con buenos ojos aquellas relaciones, si bien acabaron torciéndose por completo por la familia del joven que se opuso a dichos amores. Nicolás de Ovando tuvo que haber prometido reparar su falta, aunque sus progenitores se opondrían a un matrimonio socialmente tan desigual; y por eso ella sólo miente a medias al decir que estuvo “desposada y concertada” con él. Desposada, no; concertada, evidentemente En resolución, el concierto con Andrea no pasó a desposorio.
La unión matrimonial que le había prometido, ya que su condición de hijo de un magistrado del Consejo del Rey y sobrino del vicario general de Sevilla no encajaba muy bien con el lugar ocupado en la rígida sociedad de su tiempo por la hija de un modesto cirujano; con todo, después de las reclamaciones pertinentes hechas por Rodrigo y por la propia Andrea, Nicolás de Ovando reparó la maltrecha honra de los Cervantes con una donación económica y el consentimiento para que su hija natural llevara su apellido.
En Madrid inventan que Doña Andrea era una joven respetable, viuda ya de Sante Ambrosio, florentino y que después había concertado y llevado a cabo el matrimonio con Nicolás de Ovando,con el cual había tenido a su hija Constanza.
En Sevilla esa treta no hubiera colado en Sevilla; pero sí en Madrid, villa y Corte.
A mediados del siglo XVI la villa es muy desigual y solo hacía 5 años que Felipe II la había nombrado capital del Reino, es el centro de la alta nobleza, del la familia real, los Consejos que gobernaban el Reino, el aparato burocrático , los nuevos cortesanos, los palacios, el Alcázar regio, así como el brillo de las representaciones diplomáticas.
Una ciudad ruidosa a la que cada día llegaba una embajada nueva, con esa larga lista de nobles esperando sacar algún beneficio en la corte, una nube de artesanos y comerciantes, artesanos, pleiteantes, escribanos , letrados de las Cortes supremas y toda clase de pícaros, ganapanes, criados, esclavos, mendigos y el hampa.
Miguel de Cervantes tiene 19 años, allá empieza a estudiar con el mejor de los gramáticos López de Hoyos, con él empieza la vocación de poeta…

Continuará…

Bibliografía
Manuel Fernández Álvarez, Cervantes visto por un historiador.

KRZYSZTOF SLIWA ANALES CERVANTINOS, VOL. XXXVII,

http://www.mcnbiografias.com/app-bio/

http://www.museocasanataldecervantes.org/el-edificio/

VISITA VIRTUAL A LA CASA NATAL DE CERVANTES EN ALCALÁ DE HENARES

http://www.museocasanataldecervantes.org/vista-virtual/

MARÍA TERESA BRAVO BAÑÓN

Escritora y poeta

Del grupo de editoras

About The Author

Editor

Number of Entries : 8435

Comments (1)

Leave a Comment

*

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top