You Are Here: Home » Periodismo » LA INCONSCIENTE VOLUNTAD ESTÉTICA

LA INCONSCIENTE VOLUNTAD ESTÉTICA

En una voz y en una garganta despertada por los poemas, es posible sentir fuerzas de evolución y declamación, fogosas, múltiples, renacientes,  inesperadas,…

Lialdia.com / Jaime Kozak/ Madrid/ España/ 1/21/2018 – Allí donde la imaginación es todopoderosa y nuestro límite es el horizonte, que no vemos; a veces, la realidad adquiere múltiples rostros, fantasmales algunos, verdadero, otros. Entonces, llevamos nuestra paradoja hasta el punto de trabajar, una respiración que contiene todos los colores en una declamación silenciosa que quizá, nos proponga cierta metafísica de la palabra, escrita o hablada. Es preciso, tal vez, captar,- antes de cualquier impresión sonora y de toda necesidad de traducir la magia de la visión-,  la necesidad y la voluntad, del deseo de hablar. En ningún punto del reino de la voluntad o de la determinación, es tan corto el trayecto que va de la intención a su fenómeno. 

Si se capta el movimiento inconsciente en el acto de la palabra, ésta aparece en su ser incondicionado. Allí buscamos el sentido de la génesis poética, el punto de relación entre esas dos potencias que son la imaginación y la voluntad, consciente e inconsciente a la vez.  Dicho aspecto metafísico o metapsicológico, se puede dilucidar en una reflexión sobre la primacía de lo vocal sobre lo sonoro. Esto equivale a tomar conciencia del ser parlante, que vive las impresiones de una garganta ricamente inervada. El poeta nos ayuda a asumir dicha toma de conciencia. 

” Informamos al lector-dice Paul Claudel- lo hacemos partícipe de nuestra acción creadora o poética, ponemos en la boca secreta de su espíritu una enunciación de tal objeto o  sentimiento que es grato a la vez a su pensamiento y a sus órganos físicos y de expresión”. En una voz y en una garganta despertada por los poemas, es posible sentir fuerzas de evolución y declamación, fogosas, múltiples, renacientes, tan inesperadas, que el ser humano está continuamente ocupado en buscarlas. En dicha búsqueda, con reglas tradicionales, la poesía clásica, la retórica tal y como se enseña, aplastan miles de fuerzas parlantes.

El lenguaje ya constituido, es también una censura nerviosa, que mantiene sin cesar en sus normas esclerosadas las resonancias permitidas a las cuerdas vocales. Aunque pese a la razón, las reglas establecidas del uso del lenguaje, la imaginación parlante, cuando se la devuelve a la libertad de aliento, propone imágenes verbales nuevas.

Por ello, apelamos a la experiencia de los que experimentan las alegrías vocales, incluso sin emitir sonidos aunque los representen, los que se atreven a la lectura, los que ubican en lo poético el umbral del mañana en la aurora verbal.Una primera clasificación de lo poético según su valor en la lectura silenciosa, según su poder de declamación muda, dejará en primer lugar a los que no suscitan ninguna fatiga vocal, los que inducen sueños vocales sin expresar. Son perfecciones vocales donde la forma de las palabras contiene el volumen exacto de materia aérea que les corresponde. Estarán de alguna manera muy ritmados, se beneficiarán de un surrealismo del ritmo, en el sentido de que tomarán directamente el ritmo de la sustancia aérea de la materia del soplo. No es el oído el que debe juzgarlo, sino la voluntad poética que proyecta los fenómenos bien asociados. 

Esta proyección es, con toda evidencia, hablada antes de ser oída y si queremos ir al principio de la proyección, es palabra amada antes de ser hablada. De manera que la poesía pura se forma en el reino de la voluntad antes de aparecer en el orden de la sensibilidad, de manera que está muy lejos de ser un arte de la representación. Nacida en el silencio y la soledad del ser, desprendida del oído y de la visión, la poesía, podría pensarse como el primer fenómeno de la voluntad estética humana.

Portada:

Maestro Manuel Salvador Leyva Martínez

Fundador y Asesor permanente de la Sociedad Iberoamericana de poetas, escritores y artistas declamando en un acto en Nueva York.

Jaime Kozak

Psicoanalista, escritor y poeta

Del grupo de editores

About The Author

Editor

Number of Entries : 8435

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top