You Are Here: Home » Internacional » HISTORIAS DE REYES

HISTORIAS DE REYES

Para lograr la felicidad de un niño, no se necesita tener tanto dinero. De hecho, a veces demasiada riqueza material puede dificultar esta búsqueda y enseñanza.

Lialdia.com / Marissa Llergo/ México DF/ 1/9/2018 – En muchos países, entre ellos nuestro Mexico, es costumbre celebrar la llegada de los Reyes Magos a cada hogar.  Los niños se van a dormir en la noche del 5 de Enero, para amanecer el 6 con enorme ilusión a ver qué les han dejado en sus zapatos o bajo el árbol.

Entre las conversaciones con mis contemporáneos, me doy cuenta que para ellos ha sido más relevante el recuerdo de sus propias vivencias de niños, que cuando hicieron el papel opuesto ya siendo padres de familia. He aquí algunas de sus lindas historias:

“Me acordé de una vez que mis Reyes no llegaron. Pero mi madre tomó la precaución de dejarnos una carta disculpándose por su falta de tiempo debido a un incidente, pero que la siguiente noche sin falta nos llegarían nuestros regalos.

Ella sacó de un cajón una hermosa colección de muñecos traídos de Holanda, un precioso zoológico que ella había guardado para una ocasión especial. Y pensó: que puede ser más especial que este momento?

Fue el mejor regalo de mi vida! Porque, además de ser bonito,  mis hermanas y yo nos sentimos halagadas porque los Magos regresaron de tan lejos solo para nosotras.”

“Era muy bonito! La espera nos tenía a todos en ascuas. Nosotros les poníamos cubetas de agua para los animales, y el día 6 veíamos huellas, como si allí hubieran estado el camello, y la demás monturas con sus correspondientes jinetes. “

“Mi papá sugería que les dejáramos comida a los Reyes, porque traían hambre y frío y venían cansados. Entonces poníamos una botella de cognac para el frío y pan con chorizo y aceitunas. Jajaja! les iba bien a los Reyes en mi casa!”

“Una vez me pusieron pistas para encontrar mis regalos. Y estaban debajo de la cama, del lado donde dormía mi papá. A esas alturas alturas yo ya tenía mis dudas acerca de su identidad real. “

“Era una emoción muy linda! Íbamos mis dos hermanas y yo, a asomarnos por el pasillo y nos regresábamos corriendo de nuevo a la recámara, pensando que tal vez estaban aún  allí y los íbamos a espantar y no nos dejarían nada… también les dejábamos comida para los animales y pan con chocolate para ellos… Que recuerdos!

Abundan las historias como estas, hermosas y tiernas. Y para los que nacieron los días 5 y 6, las variantes elecciones en nombres llegan a ser muy simpáticas. Desde el clásico Melchor, Gaspar o Baltasar en los  varones, como Reina, Maria Baltasar o hasta Gasparina en las mujercitas.

En fin, que estas fechas y la espera de ellas nos conducen cada día por un camino mágico, en el cual parece más fácil ser buenas personas. Son ilusiones que se conforman como luces al final de un camino.

Y también me evocan la fuerte convicción que para lograr la felicidad de un niño, no se necesita tener tanto dinero. De hecho, a veces demasiada riqueza material puede dificultar esta búsqueda y enseñanza. Pero más importante que la cantidad monetaria. Lo son el amor, la creatividad y los valores. Mientras más luminosos y altos, mejor.

 Con amor:

Marissa Llergo.

Del grupo de editores

About The Author

Editor

Number of Entries : 8435

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top