You Are Here: Home » Ciencia » Adoradores del Sol

Adoradores del Sol

Sostienen que los Mayas sabían de la redondez de la Tierra, y que ello originó viajes desde la costa atlántica hacia las costas del Estrecho de Gibraltar, y de allí hasta Egipto.

“¿Fueron los Mayas precursores de la grandiosa civilización egipcia? ¿Tan descabellada era la idea de vincular dos de las civilizaciones más majestuosas de la historia?” Fuente: Egipto-Mesoamérica, un paralelismo sorprendente. Autor: Choni Fernández. Selecciones de Misterios de la Arqueología.

Lialdia.com / Graciela Nasif/ Córdoba/ Argentina/ 1/27/2018 – Pirámides idénticas. Momificaciones compartidas. Descubrimientos astronómicos paralelos. Teoría heliolítica de Elliott Smith cotejando y uniendo las culturas de Egipto y Mesoamérica…

Año 1950. Se funda el Movimiento Confederado para la Restauración del Anáhuac. Su objetivo principal se basaba en la Historia Mexicana para llevar adelante una campaña de “Restauración Cultural del Náhuatl”.

Sostienen que los Mayas sabían de la redondez de la Tierra, y que ello originó viajes desde la costa atlántica hacia las costas del Estrecho de Gibraltar, y de allí hasta Egipto.

Su teoría sostenía además que una vez llegados a Egipto, los Mayas construyeron las pirámides, transmitiendo su concepto de Dios, basado en la esencia de la religión náhuatl.

Se dirigieron entonces a Grecia, donde tuvieron una preponderancia muy importante sobre la civilización griega. Tanto Egipcios como Griegos les preguntaron su origen, a lo que ellos respondieron:

…”Los Egipcios les preguntaron de dónde venían y ellos respondieron: Atlántike, que significa junto al mar, Atlántico…” Fuente: El misterio de los adoradores del Sol. Colección Misterios de la Arqueología.

Verdad o Mito, lo cierto es que este movimiento intentó devolver a los Pueblos Originarios el esplendor de su apabullante civilización, pero la opinión pública en general encontró poco creíble esta teoría, pese a las similitudes entre ambas civilizaciones, demostradas por los integrantes del Movimiento Confederado  para la Restauración de Anáhuac.

En estos momentos el tema ha sido dejado de lado, y ya el mundo académico ha dejado de darle importancia; pero no deja de ser interesante empaparse de las pruebas, presentadas en su momento, por este grupo de estudiosos que tuvieron una visión diferente de las culturas antiguas.

Volvamos a la Historia. A la Teoría presentada y a la Polémica que originó.

El autor del artículo consultado revierte la teoría; se pregunta y nos pregunta a sus lectores:

“¿Pudieron ser los Egipcios quienes dieran origen a las grandes civilizaciones precolombinas?” Fuente ya citada.

Personalmente tengo mi opinión formada sobre éste y otros temas puntuales referentes a los Pueblos de la Antigüedad. Pero no se trata aquí de mis convicciones personales sino de presentar una Teoría diferente de las conocidas y eso haré, despojada de subjetividad de mi parte.

Retrocedamos entonces al período comprendido entre 1809 y 1826. La expedición militar y científica de Napoleón Bonaparte da origen a la publicación de dieciocho volúmenes que describen el Egipto de entonces. Inevitablemente comienzan las obligadas comparaciones con los restos arqueológicos mesoamericanos.

De tantos estudios, investigaciones y libros, que vieron la luz a partir de estas acciones científicas, históricas y culturales; en 1875 Campbell  llega a la conclusión de que Egipcios, Mexicanos y Peruanos forman parte de una misma familia.

Fue entonces cuando Elliot Smith presentó su Teoría Heliocéntrica de los Adoradores del Sol, afirmando que la civilización egipcia fue el origen del mundo americano. Sus seguidores se unieron en la llamada Escuela de Manchester, y desde allí intentaron imponer su teoría entre Académicos y público en general. 

Analicemos la Teoría Heliolítica.  Para empezar consideraba a Egipto la fuente de nacimiento de todas las civilizaciones del Mundo Antiguo. Así como eleva a Egipto denigra al resto de las civilizaciones; señalando que solamente imitaban lo que recibían de los Egipcios.

Es aquí de suma importancia su señalamiento de que la decadencia observada, del brillo egipcio en otras civilizaciones, deriva en la disolución de los valores primigenios; que trae como consecuencia los ritos de iniciación americanos, el totemismo australiano, y tantos otros… que afirma derivaron del foco original: Egipto.

Supuestamente la expansión de la civilización heliolística surge en el primer milenio a.C. por todo el Continente Asiático, desde sus tres vías principales de comunicación: Siberia, Japón y Costas Meridionales Asiáticas.

Desde allí pasando por Australia y Polinesia, en su decir pobladas por Fenicios,  cuyo destino final era el Continente Americano. Como puede apreciarse a simple vista es una teoría un tanto rebuscada, pero en su apoyo sus defensores presentaban diferentes pruebas que avalaban sus creencias.

“¿Pudieron haber arribado barcos egipcios a las costas occidentales de Sudamérica aprovechando la corriente del Pacífico Sur desde las islas de Nueva Zelanda? A simple vista parece algo completamente descabellado.” Fuente: Informe Egipto-Mesoamérica, un paralelismo sorprendente. Choni Fernández.

Tres son los rasgos que caracterizan la esencia de la Teoría Heliolítica: el Culto al Sol, el Megalitismo y la Momificación. A esto sus sostenedores agregan:

…”Deformidades craneales en las Élites (Mayas, Incas y Egipcios); la presencia del elefante en América; la aparición de un molusco del género Cypraea como moneda de cambio utilizada ampliamente en la Antigüedad; la circuncisión; el tatuaje; la distensión del lóbulo de la oreja que, junto con su perforación, pertenecen al culto Solar; semejanzas en la cerámica México-Egipto; asesinato ritual del monarca, monstruos gorgónicos…” Fuente: Culto al Sol, Megalitos y Momias. Colección Misterios de la Arqueología.

Tanto por presentar, comparar y entender hace necesaria la continuidad del tema en próxima Editorial. Quedamos pues en la espera obligada hasta la semana entrante, en que continuaré desarrollando para Uds. esta novedosa manera de enfocar la Historia de las Grandes Civilizaciones Antiguas.

Momento de Reflexión:

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora…” (Eclesiastés 3:11)

Más allá de a qué Libro sagrado… de cual Religión… de las muchas que ruedan por la Tierra… Cada cosa, cada quien tiene su tiempo y su hora, fijados en la alfombra entretejida de los Tiempos por venir.

Esperamos Tiempos de Paz. Anhelamos Horas de Justicia, de Libertad y Unión Fraterna.

Ojalá el Tiempo y la Hora de la Humanidad sean ahora, para bien de todos y cada uno.

Los saludo en la Luz de la Palabra, con cariño y respeto renovados,

Dra. H.C. Lit. Graciela Nasif

Vicepresidente de SIPEA ARGENTINA,  Filial de SIPEA IBEROAMERICANA.

Del Grupo de Editores.

 

 

About The Author

Editor

Number of Entries : 8435

Leave a Comment

*

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top