You Are Here: Home » Periodismo » ¿CUÁNTO DURA UNA CAÍDA?

¿CUÁNTO DURA UNA CAÍDA?

¿Es necesario subrayar  que la llama alargada es soñada por algunas imaginaciones como estirada de ambos lados por el aire y la tierra? 

Lialdia.com / Jaime Kozak/ Madrid/ España/12/16/2017 – Sobre un tema como la caída, cuyo alcance desconocemos porque es muy singular, es decir, diferente según de quien se trate, Edgar Poe nos dejó unas imágenes que pueden ayudarnos   a pensar un  sueño fundamental que es el que hace durar  la caída. Para entrar en el imaginario de la poética de Poe, es necesario, me parece, vivir esa asimilación de las imágenes exteriores por el movimiento de caída íntima, y hay que recordar que esta caída es ya del orden del desvanecimiento de la muerte. 

Como la propuesta de Poe es un ensueño de la gravedad, hace pesados todos los objetos. Los soplos mismos del aire pesan, las cortinas, los terciopelos se hacen lentos. En el curso de los relatos, así como en muchos poemas, insensiblemente, todos los velos se cargan. Nada vuela. Ningún conocedor de sueños podrá engañarse: el muro drapeado, es en la poética de Poe, el muro lentamente viviente del sueño, el muro blando, en el que se estremecen ondulaciones, y muelles casi imperceptibles(El pozo y el péndulo). La fidelidad de la poética de Poe a su movimiento sustancial, es tan grande que aparece aun en los cuentos más breves.  Así se recibirá la misma impresión de pesadez universal al leer las tres páginas de “Sombra” o las veinte de “Ligea”:” Un peso mortal nos aplastaba.Se extendía sobre nuestros miembros-sobre los muebles de la sala- sobre los vasos en los cuales bebíamos y todas las cosas parecían oprimidas y postradas en ese agobio-todo, excepto las llamas de las siete lámparas de hierro que iluminaban nuestra orgía. Alargándose en delgados hilos de luz, permanecían así todas, y ardían pálidas e inmóviles…”  

A esas llamas afiladas, verticales, tranquilas-¿quién no lo siente?-se les niega vigor, no hacen nada por subir al cielo. Están ahí como un simple eje de referencia para dar a la verticalidad su línea ideal. En torno a ellas, todo cae, la ensoñación iluminada por las llamas pálidas es la pesadez de un ser que se muere, que piensa e imagina la dinámica de la muerte.  ¿Es necesario subrayar  que la llama alargada es soñada por algunas imaginaciones como estirada de ambos lados por el aire y la tierra? 

 Es dinámicamente alargada, la imaginación la ve en un alargamiento activo. Es entonces una imagen compleja del vuelo y del arrancamiento. Encontraremos un leve diseño de esta imagen dinamizada en un pasaje de Cyrano: “Así, en cuanto una planta, un animal o un hombre expiran, sus almas suben sin apagarse para unirse a la masa de las luces), lo mismo que veis la llama de una vela volar  en punta, a pesar del sebo que le sujeta los pies.” 

Para un psiquismo imaginante y sensibilizado, el menor signo o indicio muestra un destino.                                                                                                                    Colocar “el Pentagrama cabeza abajo”, como dice Victor-Émile Michelet es dar el alma al mundo inferior. Él mismo autor escribe: Es en los templos de Siva (asimilado por tal autor al demonio) las llamas de las luminarias están atravesadas por placas de metal horizontales destinadas a impedir que la llama suba de nuevo a donde debe: hacia los cielos”.

Por otra parte, volverse ligero o seguir siendo pesado, en este dilema se pueden resumir en algunas imaginaciones: todos los dramas y las comedias del destino humano. Las más sencillas, las más pobres imágenes-en cuanto se despliegan sobre el eje de la verticalidad-participan a la vez del aire y de la tierra. Son símbolos esenciales, naturales, siempre  por la imaginación de la materia y de la fuerza de los destinos de las imágenes que nos inundan a diario, a veces, sin darnos cuenta.

Jaime Kozak

Psicoanalista, escritor y poeta

Del grupo de editores.

About The Author

Editor

Number of Entries : 8379

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top