You Are Here: Home » Cultura » Observatorios Astronómicos de Mesoamérica

Observatorios Astronómicos de Mesoamérica

El área que  contiene a Copán, un valle poblado de pinos y robles regados por el río Copán, está ocupada por el mayor número de Estelas y Templos Astronómicos de la Región Maya.

“¿Se inspiraron los pueblos precolombinos de Mesoamérica en las estrellas para situar sus edificios sagrados? Enclavada en territorio hondureño, Copán fue la principal metrópoli cultural de los Mayas en la antigüedad. Toda su arquitectura y escultura está impregnada de un significado astronómico-religioso que poco a poco está siendo desentrañado, con grandes sorpresas, por arqueólogos y astrónomos.” Fuente: Explorando en el misterio maya. Pablo Villarrubia Mauso.

Lialdia.com / Graciela Nasif/ Córdoba/ Argentina/ 11/24/2017 – Continuando el orden de anteriores Editoriales hoy haremos hincapié en los Observatorios Astronómicos de Mesoamérica.

Copán es, a mi entender, una ciudad-libro. Muros enteros de sus ruinas están absolutamente cubiertos de glifos, y las cabezas de piedra y las caras de sus Estelas representan un verdadero crisol de razas.

Copán emerge de las oscuridades verdosas de las selvas centroamericanas. El área que la contiene, un valle poblado de pinos y robles regados por el río Copán, está ocupada por el mayor número de Estelas y Templos Astronómicos de la Región Maya.

Por haber sido un Centro Cultural y Religioso excepcional Copán mereció ser llamada la “Atenas de América”. La Unesco la consideró Patrimonio Histórico de la Humanidad.

Se piensa que los principales monumentos de Copán fueron erigidos para señalar el término de un Katún, período religioso que abarca 20 años en su calendario. Esto ha quedado señalizado en numerosos glifos grabados en las piedras de sus construcciones.

Pero no se refieren solamente a este aspecto de su cultura, también hacen reiteradas referencias al paso de los cometas, y las posiciones astronómicas de Venus en relación con otros ciclos astronómicos y a las fases de la Luna.

Para dar una idea, de la profundidad de sus conocimientos astronómicos, daré un ejemplo de lo que podemos observar en tan exquisito sitio arqueológico. El grupo principal de edificaciones está formado por la Gran Plaza y lo que se llama Acrópolis.  Básicamente es un inmenso patio rodeado de pirámides y templos. Allí se encuentra una obra maestra del Conocimiento Maya: La Escalinata de los Jeroglíficos.

Compuesta por 63 peldaños, y con dirección este-oeste, 2.500 glifos son un hito histórico de una brillante civilización. Dice al respecto Pablo Villarrubia Mauso:

…”El número 63 es divisible por 7, dando como cociente el 9, número sagrado para el pueblo maya, en alusión a los 9 mundos subterráneos o inframundo, relacionados también con la Vía Láctea…”

Una de  las gradas de la Escalinata tiene la particularidad de ser móvil y estar tallado en sus cuatro caras con diferentes glifos.  Esto permite armar diferentes textos. Para completar el misterio en el interior de esta Escalinata de Jeroglíficos existen dos templos, uno de los cuales cumple funciones de cámara funeraria de un encumbrado personaje de la época.

La ciudad de ¨Copán se alinea a diferentes posiciones de Venus y del Sol, con total exactitud,  lo que lleva a pensar que el trazado de la ciudad fue realizado siguiendo un mapa astronómico.

Al respecto existe en el edificio 22 una ventana muy estrecha. El arqueo-astrónomo Anthony Aveni comenzó a investigar sus posibles usos y descubrió que el asombro lo superaba.

Desde allí se podía observar el ocaso solar en el horizonte solamente el 12 de abril y el 1 de setiembre. No conforme con este descubrimiento continuó sus investigaciones, descubriendo que en ambas fechas se daba una alineación en los alrededores de la ciudad-observatorio: desde la Estela 12, al oeste de Copán se podía ver al sol poniéndose sobre la Estela 10 a 7 km. de distancia. La Estela 10 se encontraba debajo del horizonte local.

Casi siempre en abril y mayo con  la ventanita 22 del templo se alineaba el planeta Venus por la tarde. El 29 de abril coincidían Venus y el Sol en su paso cenital sobre Copán, considerado esto como muy importante por los Mayas; porque eran sus dos astros más importantes.

Cuando se examinaron todas las posibles conexiones estelares de este templo y su ventana, orientada como el mejor de los observatorios astronómicos, se descubrió que la fecha de conjunción de Venus con el Sol señalizaba el inicio de la temporada de siembra, antes de la temporada de lluvias que abonarían la tierra, permitiendo abundantes cosechas. De ahí que se considera a este verdadero observatorio fundamental para la vida de los habitantes de la zona.

Pero no fue esta maravillosa ciudad la única en tener una conexión estelar.  …”La astronomía ha sido, de entre todas las ciencias, y desde sus orígenes, la que ha tenido un papel más destacado en la historia del pensamiento humano… (…) Se ha podido establecer que los pueblos prehispánicos observaban ciertos acontecimientos astronómicos y poseían incluso la capacidad de diseñar y construir edificios con el fin de resaltar esos fenómenos.” Fuente: La Astronomía entre los antiguos Mayas. Prof. Elena Ortiz García.

Podemos mencionar entre los observatorios astronómicos destacados de Mesoamérica El Caracol  de Chichén Itzá, otro se encuentra en el gran Templo del Sol en Palenque, el que se ubica en el Templo Maya del Dios Descendiente de Tulum, el sitio arqueológico de Uaxactún, una Torre similar a la del Caracol se observa en la playa, frente a Cozumel… y tantos otros templos diseminados a lo largo del vasto Territorio Mesoamericano.

Concluiremos diciendo que los Mayas fueron excelentes observadores del cielo y que desarrollaron estudios perfeccionados que les permitieron hacer elevados cálculos astronómicos, en relación a los principales astros celestes, en especial todo lo referente al Sol, Venus, las Pléyades y la Vía Láctea.

Como el terreno en Yucatán es plano, lógico fue que se hicieran construcciones de suficiente altura para poder llevar a cabo observaciones astronómicas en determinados sitios y desde una posición premeditada para obtener óptimos resultados.

Esencialmente, la astronomía de los Pueblos Originarios de Mesoamérica, tenía una función ritual y calendárica.

“Los avances que se han producido en los últimos tiempos en el estudio de los conocimientos astronómicos que poseían las antiguas culturas mesoamericanas han sido ingentes, sobre todo debido al desarrollo de dos nuevas disciplinas: la arqueo-astronomía o astro-arqueología y la etno-astronomía… (…) …al estudiar la astronomía de estos pueblos debemos situarla en relación con la cosmovisión, los mitos y la religión de esas culturas.” Fuente: Profesora de Astrofísica de la Universidad Autónoma de Madrid Elena Ortiz García.

Momento de Reflexión:

Fragmento del libro “Los Cuatro Acuerdos”, un libro de Sabiduría Tolteca…

…”Volví la cabeza al cielo, al sol y a las estrellas y puse un poco de mi amor en cada estrella, en la luna y en el sol, y me amaron. Y me hice uno con la luna, el sol y las estrellas, y mi amor continuó creciendo más y más. Y puse un poco de mi amor en cada ser humano y me volví uno con toda la Humanidad. Dondequiera que voy, con quienquiera que me encuentre, me veo en sus ojos, porque soy parte de todo, porque amo”.

Los saludo en la Luz de la Palabra, en la Esperanza lograr gotas de Paz… hasta que formen un inmenso océano,  que cubra de Paz al planeta todo.

Lectura relacionada:

Pirámides, serpientes y observatorios astronómicos (2)

Pirámides, serpientes y observatorios astronómicos

Dra. H. C. Literatura Graciela Nasif

Vicepresidente de SIPEA Argentina, filial de SIPEA IBEROAMERICANA

Del Grupo de Editores

About The Author

Editor

Number of Entries : 8331

Leave a Comment

*

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top