You Are Here: Home » Periodismo » NOCHE DE RONDA

NOCHE DE RONDA

Si de mí dependiera nombrarla, no me importaría llamarle Soleá. Cual composición poética de la lírica popular andaluza, cante grande del flamenco, versando sobre la soledad…

Lialdia.com / Francisco Aguilar y Espada/ Barcelona/ España/ 11/29/2017 – De noche, cuando alzo la mirada al cielo, me gustaría ver en él siempre nuevas estrellas acompañando a la Luna. Ver un punto brillante y luminoso que rompa la monotonía del firmamento. Astro que por, distante, me trasladara por el espacio durante minutos a años luz de la Tierra…

Algo así como si mirando hacia la constelación del Centauro, y a doce mil años luz de distancia, viera una gigantesca estrella solitaria con un diámetro mil trescientas veces mayor que nuestro Sol y un millón de veces más brillante que él.

Estrella que, según he podido leer, existe siendo su nombre técnico HR5171A.

Si de mí dependiera nombrarla, no me importaría llamarle Soleá. Cual composición poética de la lírica popular andaluza, cante grande del flamenco, versando sobre la soledad…

“Tengo un querer y una pena.
La pena quiere que viva;
el querer quiere que muera”

 – del libro Cante hondo de Manuel Machado –

 

NOCHE DE RONDA

¡Te dejo en tu soledad!…y cuando veas, amor, como yo te veo me lo dices y presto acudiré para hacernos mutua compañía…

¡Qué le voy a hacer, si es en soledad cuando uno mis noches a mis días!

MI LUZ…

 

Cada noche, mil estrellas ya conté

viendo tu luz amor en cada una

y de todas, a la más oportuna,

el día me hizo ver a quien soñé:

 

¡Bello lucero que al despertar amé!…

Luz del alba que, sin sombra alguna,

adormeció el brillo de la luna

y con su aura, entre mimos gocé.

 

Luz que, elevándome en su vuelo,

guía mis gozos al final del momento

donde el ansia encuentra consuelo:

 

¡Diurna estrella del firmamento!;

…hecha a placer del más ancho cielo

en lo divino de un juego lento.

 

01/2016 soneto

Paco Aguilar i Espada

 Pero no hay soledad donde hay estrellas, máxime cuando uno puede contemplarlas y aún contarlas por saber de una nueva;…pudiendo compartir su compañía en el candor de la noche y en el fragor del día…

Soneto NOCHE DE RONDA

 

Y nació de entre las flores ella;

…la que encierra tanta poesía

que tan solo nacer ella sería,

del jardín del Edén, su flor más bella;

 

del cielo, su más preciada estrella.

Una luz celestial que abriría

mis noches de color y fantasía,

con la sonrisa que en su faz destella:

 

!Ay aroma de harto desespero!

…del jardín de la más fragante rosa

que embriaga el aire por el que muero:

 

¡Mi flor bella!,…ráfaga luminosa

que por tu ser fuera yo jardinero

y poeta, en noche tan hermosa.

08/2017

Paco Aguilar i Espada

Escritor y poeta

Del grupo de editores

About The Author

Editor

Number of Entries : 8331

Leave a Comment

*

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top