You Are Here: Home » Periodismo » Dos hermosas y tentadoras razones

Dos hermosas y tentadoras razones

El que van a leer a continuación, es un post que se ha vitalizado en las redes, y por buenas razones. Dos buenas razones: un bello par de senos femeninos, son un regalo para la vista, sobre todo de los caballeros.

¿Habrá algún hombre que no esté de acuerdo?

Lialdia.com / Marissa Llergo/ México DF/ 10/9/2017 – Un estudio alemán publicado en la revista New England Journal of Medicine asegura que los hombres que miran cada día a los pechos de una mujer pueden tener una vida más larga. “Basta con diez minutos al día para notar este efecto”, asegura el autor del informe, la doctora Karen Weatherby, gerontóloga.

La investigación ha sido desarrollada en tres hospitales de Frankfurt, Alemania, y ha monitorizado durante cinco años la salud de 200 hombres. La mitad de ellos observó los pechos de una mujer a diario, mientras que la otra mitad se abstuvo de hacerlo.

Cinco años después, los hombres que habían mantenido entres sus hábitos diarios el mirar los pechos de alguna mujer durante unos diez minutos presentaban una mejor presión arterial y menor riesgo de sufrir enfermedades coronarias.

Excitación sexual y circulación

“La excitación sexual hace que el corazón bombeé más y aumenta la circulación de la sangre. No hay dudas: mirar fijamente durante un rato pechos femeninos mejora la salud de los hombres. Nuestro estudio demuestra que realizando esta actividad unos pocos minutos al día disminuye el riesgo de sufrir ataques al corazón a la mitad”. Así de contundente es la doctora Weatherby, quien recomienda esta receta especialmente a los mayores de 40 años, “al menos diez minutos diarios”.

El equipo de expertos alemanes compara esta actividad con la práctica de 30 minutos diarios de ejercicio en el gimnasio, “que también puede ayudar a prolongar la vida de una persona unos cuatro o cinco años”.

Este post me pareció muy interesante, aunque al parecer es un bulo. Pero esto es lo menos importante, ya que detrás de la historia, inventada o no, existen grandes verdades. Curiosa por supuesto, me dediqué a hacer mi propia encuesta, y mostré el artículo mencionado a los hombres más cercanos a mi vida, preguntando cuál era su opinión sobre el tema.

Todos, sin dudar, estuvieron de acuerdo. Por esto, seguí investigando, y encontré respuestas muy interesantes.

No cabe duda de que son sensuales y su forma curvada atrae la atención, sin embargo, ¿hay más razones detrás de esta especie de fijación? La respuesta es sí.

Primera fuente de conexión y alimento.

No cabe duda de que el hecho de que el primer alimento que recibe un ser humano sea brindado por medio de los pechos, instaura una relación especial con ellos. Aunque no haya un instinto sexual, durante los primeros meses de vida el bebé encuentra una conexión especial con su madre por medio de la lactancia, a través de sus senos, los cuales lo unen a ella, informa Publimetro.

Símbolo de fertilidad.

Los pechos son símbolo de fertilidad, de vida, constituyen el inicio de la pubertad, el desarrollo de la sexualidad femenina. Cuando crecen indican que una mujer ya es adulta y está lista para disfrutar plenamente de su sexualidad y lista para reproducirse y perpetuar la especie.

Selección natural.

De acuerdo a la teoría de la evolución de Darwin, inconscientemente un hombre escoge a otra persona con el objetivo de reproducirse. Sin duda que los pechos intervienen en esta relación dado que son símbolo de salud y fertilidad. Por eso es muy común que los hombres busquen pechos grandes, informa Univisión.

Visualmente atractivos.

Más allá del peso de las anteriores razones, vale admitir que los pechos son muy sensuales y atractivos, su forma redonda, su volumen, la piel y la línea del escote, son visualmente llamativos.

Son parte de la relación sexual.

Los seres humanos son los únicos que incluyen a los pechos como parte de la estimulación y relación sexual. Ellos son sensibles a caricias y besos, de hecho reaccionan cuando una mujer se siente excitada, según publicó El Clarín.

Están escondidos.

El hecho de que los senos luzcan siempre cubiertos, crea una especie de misterio y llama más la atención de los hombres. Un buen escote siempre insinúa que hay algo muy interesante por descubrir, reseña ABC.

No están permitidos.

Los pechos no están permitidos dentro del contacto social, cuando dos personas se encuentran y se conocen pueden tocar sus manos, su rostro, incluso abrazarse, pero los pechos solo están restringidos a un momento especial e íntimo, tal vez por eso también resultan tan atractivos.

¿Acaso necesitamos más razones?

¡Brindo por los pechos femeninos!

*Marissa Llergo.

Escritora y poeta

Del grupo de editoras(es)

About The Author

Editor

Number of Entries : 8309

Comments (1)

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top