You Are Here: Home » Cultura » El enigma de la Serpiente

El enigma de la Serpiente

Desde el Comienzo de los Tiempos, al decir de Madame Blavatsky se otorgó a la Serpiente formas cósmicas y astronómicas, deístas y panteístas, abstractas y concretas. 

“Objeto de horror o de adoración, los hombres tienen a la serpiente un odio implacable, o se postran ante su genio. La Mentira la llama, la Prudencia la reclama, la Envidia la lleva en su corazón y la Elocuencia en su Caduceo. En el Infierno arma el Látigo de las Furias; en el Cielo la Eternidad hace de ella su símbolo.” Fuente: Chateaubrian.

Se dice que ya desde muy antiguo la serpiente venía sirviendo a la Humanidad; empezando en aquél mítico Paraíso, donde tentó a Eva a comer del fruto del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, recibiendo a cambio la Sabiduría del Conocimiento que eleva al Ser Humano.

“Este símbolo es uno de los más antiguos, porque el reptil precedió al ave y el ave al mamífero.” Fuente: Doctrina Secreta. Volumen II-Capítulo X. Editorial Kier.

Basándose en esta premisa, las tribus salvajes de la Antigüedad sostenían que las almas de sus antecesores vivían bajo la forma física de una serpiente. De igual manera los pueblos aborígenes de la India y de Arabia afirmaban que si se comía el corazón y el hígado de las serpientes se llegaría a dominar el lenguaje de todos los animales, ya que era creencia generalizada que la serpiente los conocía a todos.

Esto no pasaba de ser una simple alegoría que no fue captada por el pueblo, quien la asimiló literalmente hablando. En realidad la Serpiente y el Dragón eran nombres que se otorgaban a los Sabios, quienes eran los Adeptos Iniciados de la Antigüedad.

Estas creencias abarcaban a multitud de pueblos que las hicieron parte de sus Mitos y Creencias Religiosas. Las fábulas tomaban consistencia real cuando relataban hechos sucedidos a sus máximos héroes, como por ejemplo la Fábula de Sigurd, el Escandinavo.

En ella se afirma que el héroe Sigurd asó y comió el corazón de Fafnir, el Dragón a quien había dado muerte, volviéndose así el más sabio entre los hombres. La realidad de esta fábula era que Sigurd había recibido la Palabra de un Iniciado llamado Fafnir, el cual murió luego de “Pasar la Palabra” a nuestro héroe; hecho natural entre los antiguos hechiceros: cuando sabían llegada su hora pasaban sus conocimientos a un elegido. Este acto era llamado “Pasar la Palabra” y el anterior poseedor de los conocimientos secretos ya podía morir en paz.

De igual manera que los gnósticos ofitas honraban a la serpiente, que enseñó los Misterios a los hombres primitivos, los llamados Nâgas de los Adeptos Indos y Tibetanos no eran reptiles sino “Serpientes Humanas” llamados así por la sabiduría que atesoraban.

Además, la Serpiente ha sido siempre el símbolo de la renovación, consecutiva o en serie, de la Inmortalidad y el Tiempo.” Fuente: Doctrina Secreta. Volumen II, Capítulo X. H.P.Blavatsky.

Muchos eran los significados ocultos del simbolismo de la Serpiente, como así también del llamado “Árbol de la Vida” a la que comúnmente se la asociaba.

Esta unión de dos símbolos importantísimos como lo son el “Árbol de la vida” y la Serpiente simbolizaba el Ser Inmortal, y por lo tanto su esencia los convertía en imágenes divinas.

Rastreando entre las más antiguas teorías de diversas religiones del mundo, nos enteramos de que en un principio el Árbol de la Vida estaba invertido, con sus raíces naciendo desde el Cielo …”surgiendo de la Raíz sin Raíz del Ser-Todo.” Fuente ya citada.

Al crecer el Árbol expandió su tronco y sus ramas hasta llegar al plano terrestre.

Este concepto está claramente expuesto en uno de los Libros Sagrados Hindúes, el Bhagavad-Gitâ,  donde se afirma que Ashvattha (El Árbol de la Vida y de la Existencia) crece con sus raíces arriba y sus ramas abajo, ya que sus raíces simbolizan el Supremo Ser o Causa Primera: el Logos Planetario.

Y ¿por qué estamos hablando de un árbol, cuando el tema principal es el enigma del Culto ancestral a la Serpiente?

Justamente porque en sus orígenes ambos estaban indisolublemente unidos.  Tanto que, siguiendo las Tradiciones Puránicas se dice que el lodo terrestre contaminó las ramas del Árbol de la vida, quien perdió así su pureza; al par que la Serpiente de la Eternidad, el Logos nacido del cielo, se degradó.

En los más remotos tiempos la serpiente era considerada el símbolo del Primer Rayo de Luz que salió del abismo del Divino Misterio.

A esta altura de la Editorial si algo nos debe quedar en claro, más allá de que incorporemos o no las creencias de diversos Pueblos de la Antigüedad, es que  no podemos menos que aceptar que desde siempre la Serpiente fue motivo de culto, por considerar su esencia como divina.

En la Editorial Nº 215 me he referido a la posición Maya con respecto a los eclipses. Pues bien, ya desde el Comienzo de los Tiempos, al decir de Madame Blavatsky se otorgó a la Serpiente formas cósmicas y astronómicas, deístas y panteístas, abstractas y concretas. Sucesivamente fue…”el Dragón Polar y en la Cruz, el Alfa Draconis de la Pirámide, y el Dragón Indo-Buddhista, que siempre amenaza, pero que nunca se traga al Sol durante sus eclipses. (Coincidencia total con las Creencias Mayas). Fuente ya citada.

Según las Tradiciones de estos pueblos el Árbol de la Vida permaneció siempre verde, porque estaba regado en el Cielo por las Aguas de la Vida. Asimismo el Gran Dragón, símbolo de la Serpiente, permaneció siempre divino mientras se mantuvo en los campos siderales.

Estos Dragones y Serpientes de Sabiduría fueron asociados también astronómicamente, dando origen, mediante complicados cálculos matemáticos asociados a las estrellas y las constelaciones con sus derroteros celestes, a los calendarios, la formación de meses y semanas, partiendo de profundos conocimientos científicos astronómicos.

“Las leyendas de todas las naciones y tribus, ya sean civilizadas o salvajes, hablan de la creencia en un tiempo universal, de la gran sabiduría y astucia de las serpientes…

… (…) La Serpiente se convirtió en tipo y símbolo del mal y del Demonio sólo durante la Edad Media.” Fuente: La Doctrina Secreta. Editorial Kier. Volumen II.

De lo expuesto no resulta extraño entender la adoración a la Serpiente que se manifiesta en la arquitectura Maya, signo visible de sus más acendradas creencias religiosas y místicas.

La Serpiente Emplumada es el simbolismo de  los Sabios que vinieron a infundirles sus profundos conocimientos para su superación espiritual.

Según algunas teorías llegaron desde las estrellas con su bagaje de conocimientos extraordinarios que transmitieron a los Pueblos Originarios elegidos. Según otras teorías los adelantos civilizadores les fueron infundidos por seres superiores, verdaderos Nâgas provenientes de antiquísimas civilizaciones, descollantes por sus adelantos tecnológicos,  desaparecidas de la faz de la Tierra por calamidades naturales, llámense Atlántida o Continente de Mu, ambos sumergidos en los fondos marinos.

Queda así planteado el Enigma de la Serpiente. Presente en todos los Pueblos de la Antigüedad. Adorada y vituperada según quién la hacía objeto de su interés; pero siempre relacionada con la Divinidad y la Sabiduría, con la Astronomía y con los más acendrados Mitos Religiosos de todos los continentes a lo largo de Evos milenarios.

Momento de Reflexión por la Paz: Verdaderamente se hace muy difícil encontrar el caudal de las Palabras valederas, que ayuden a recorrer el difícil Camino de la Vida, que nos lleve al Destino final  donde habita la anhelada Paz.

Seleccioné muchos libros. Revisé una y otra vez volúmenes nuevos y antiguos. En muchos encontré esa búsqueda de siempre del humano que corre tras la Paz. Pero ninguno tenía el Mensaje de fuerza necesaria para transitar este Tiempo de Guerras que asolan el mundo que habitamos.

Finalmente opté por una apuesta a la Esperanza y a la interna convicción de que aún podemos arribar a la Paz, si empezamos desde nosotros mismos. Es así como les entrego, del libro “Jamás renuncies a tus sueños” las palabras de Evelyn K. Tharp que nos regala una puerta a la libertad y a la Paz verdadera:

 “El único modo de encontrar arcos iris / es buscarlos en el corazón; / el único modo de vivir un cuento de hadas / es por la imaginación y / el poder de la mente; / el único sitio donde iniciar / la búsqueda de paz / es tu propia alma; / porque los arcos iris, / los cuentos de hadas y la paz / son tesoros que crecen / desde adentro hacia afuera.”

Los saludo en la Luz de la Palabra, deseando que este mensaje se multiplique en cada uno, para que juntos vivamos la Paz a lo largo y ancho de nuestro querido Planeta Azul.

Portada:

Serpiente emplumada de la cultura Maya

Dra. H. C. Literatura Graciela Nasif

Vicepresidente de SIPEA Argentina, Filial de SIPEA IBEROAMERICANA

Del Grupo de Editores

About The Author

Editor

Number of Entries : 8310

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top