You Are Here: Home » Local » Eventos » Convivencia con campeones / Marisa Llergo

Convivencia con campeones / Marisa Llergo

Todo en su lenguaje corporal transmite el mismo mensaje: “Estoy aquí porque he trabajado, mucho! Pero también, porque alguien miró en mi dirección y ha deseado reconocer mi  esfuerzo.

Lialdia.com / *Marisa Llergo/ México DF / 9/4/2017 – No cabe duda que todos los días tenemos la oportunidad de aprender cosas buenas. Este domingo pasado, tuve la grata experiencia de convivir con el Club de Hombres del Cuadrilátero de mi bella Ciudad de México y recibí el honor de un reconocimiento por parte de ellos.

Este hecho, ya de por sí satisfactorio, creció en su impacto por encontrarme al lado de los otros galardonados. Una bailarina, un boxeador cuatro veces campeón mundial, cantantes, músicos, luchadores, maestros de fitness, comunicadores.

Cada vez que me ha tocado subir al podio, pienso menos en mí y observo más a mis compañeros. Tal vez sea por mi formación como escritora; el caso es que quiero conocer sus historias, saber cómo llegaron hasta allí, cuántos esfuerzos, sudor y lágrimas se acumularon en los escalones de la subida a esta tarima.

Todo en su lenguaje corporal transmite el mismo mensaje: “Estoy aquí porque he trabajado, mucho! Pero también, porque alguien miró en mi dirección y ha deseado reconocer mi  esfuerzo. No he pagado un peso por este papel, o por esta estatuilla, y por esto mismo vale todo el oro del mundo y estará entre mis tesoros y recuerdos de vida.”

Lo sé muy bien, porque siento lo mismo que cada uno de ellos. Conozco esos gestos. Esa sonrisa apenas perceptible del boxeador, quien ha sufrido años de golpes y casi ha olvidado la alegría espontánea y la risa fácil de quién tiene la vida fácil. La expresividad intensa de la bailarina, quien ha a entregado tantas horas de su vida a bailar. Sonriendo para atraer al público. La solemne seriedad del comunicador, cuya intensidad vive dentro de él y se vuelca en sus letras o detrás del micrófono.

Por si esto fuera poco, lo más bello que me sucedió fue ver a mi compañero tomando fotos, mirándome con orgullo, participando con todo el corazón y sumergiéndose por completo en la vida y el momento mágico de estas personas bellas y sencillas, que no conocen el oropel y el glamour de los personajes reconocidos a nivel mundial, pero saben disfrutar sus triunfos, al lado de sus seres amados.

Gracias una vez más, Divinidad Universal, por permitirme vivir estas imborrables experiencias que me ayudarán a mantenerme siempre en la línea de la humildad.

*Marisa Llergo

Escritora y poeta

Del grupo de editoras(es)

About The Author

Editor

Number of Entries : 8309

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top