You Are Here: Home » Ecología » Recortes presupuestarios de presidente Trump causarían daños incalculables a ríos, lagos y agua potable de Nueva York

Recortes presupuestarios de presidente Trump causarían daños incalculables a ríos, lagos y agua potable de Nueva York

cleanwater

Schneiderman: Si la EPA no cumple con sus obligaciones legales de un ambiente limpio, seguro y saludable, no voy a dudar en usar todo el poder de mi oficina para proteger a los neoyorquinos

Los recortes propuestos por el Presidente Trump reducirían las protecciones básicas – poniendo en peligro el agua potable pública de la que dependen 95% de los habitantes de Nueva York, reduciría la financiación de la restauración de los Grandes Lagos en un 97% y más.

Lialdia.com / 3/9/2017 / Nueva York – El General Eric T. Schneiderman resaltó hoy los impactos locales de los recortes propuestos por el Presidente Trump al presupuesto de la Agencia de Protección Ambiental, en una carta al Director de Administración y Presupuesto Mick Mulvaney y al Administrador de la EPA, Scott Pruitt.

Los recortes causarán daños directos, inmediatos y duraderos a la salud pública y al medio ambiente de los neoyorquinos, y en la carta, el Fiscal General Schneiderman deja claro que no dudará en tomar medidas para proteger a los neoyorquinos si la EPA no cumple con sus obligaciones legales para asegurar un ambiente limpio, seguro y saludable.

“Los recortes presupuestarios del presidente Trump causarían daños incalculables -y tal vez irreparables- a los ríos, lagos y agua potable de Nueva York”, dijo el Fiscal General Schneiderman. “Incluso antes de estos recortes masivos, la EPA representa sólo dos décimas del uno por ciento del presupuesto federal, pero es responsable de proteger nuestro medio ambiente y la salud pública.” Como he dejado claro: si la administración Trump no cumple con su obligación legal de asegurar el acceso básico a un ambiente limpio, seguro y saludable, no dudaré en actuar para proteger a los neoyorquinos”.

Lea la carta complete aquí.

Como se ha reportado, el presupuesto propuesto por el Presidente Trump reduciría el presupuesto del EPA en $2 mil millones – un recorte de 25 por ciento – y la fuerza de trabajo de la EPA en un 20 por ciento, lo que presupone la despedida de 3,000 empleados. Las subvenciones a los estados, así como los programas de aire y agua, se reducirían en un 30 por ciento.

Como dice la carta del Fiscal General Schneiderman, estos recortes masivos devastarán los programas básicos de salud pública y ambiental de los neoyorquinos, incluyendo aquellos que aseguran agua potable y agua limpia, tales como: Reducir el envenenamiento por plomo en niños; Proteger a los propietarios contra el radón peligroso; Asegurar que las aguas costeras sean seguras para la recreación; Limpiar y devolver los sitios contaminados al uso productivo; Garantizar que las empresas controlan los productos químicos tóxicos; Investigación de Amenazas de contaminantes emergentes; y proteger contra la injusticia ambiental.

Por ejemplo, estos recortes debilitarían directamente la alianza de años de Nueva York con la EPA y el gobierno federal para proveer a los municipios con fondos críticos para asegurar el agua potable y mantener el agua limpia y el trato adecuado de las aguas residuales. Casi el 95% de todos los neoyorquinos reciben agua de los sistemas públicos de abastecimiento de agua y más de 1.600 municipios son atendidos por instalaciones de tratamiento de aguas residuales. Sin fondos esenciales, los municipios tendrán dificultades para financiar y garantizar la seguridad de sus suministros de agua potable, lo que podría poner en peligro la salud de millones de neoyorquinos.

La carta también destaca el recorte propuesto por el gobierno de Trump en un 97 por ciento para el financiamiento de la EPA para la Iniciativa de Restauración de los Grandes Lagos, que es una de las leyes bipartidistas más celebradas y exitosas en la historia de los Grandes Lagos. La Iniciativa de Restauración de los Grandes Lagos ha sido fundamental para mejorar y proteger la salud de estos cuerpos de agua, que apoyan más de 150.000 empleos locales y han estimulado a millones en otras inversiones.

Por último, la carta cita los masivos cortes propuestos a la investigación sobre el cambio climático, que pone en peligro no sólo la calidad del agua y la infraestructura, sino también la calidad del aire y la salud general, la seguridad y el bienestar de todos los neoyorquinos y estadounidenses. Específicamente, la carta llama la atención sobre las lluvias devastadoras causadas por el huracán Irene en 2011, que arrojó más de 11 pulgadas de agua en el valle de Hudson, Adirondacks del Este, Catskills y Valle de Champlain en sólo 24 horas, causando que 31 condados fueran declarados áreas de desastre. “A pesar del abrumador consenso científico sobre el cambio climático y la contribución humana al mismo, el Presidente continúa no sólo cuestionando la ciencia subyacente, sino que a través del presupuesto del EPA y otras acciones, también trabaja para socavar el liderazgo y compromiso de nuestra nación en combatirlo”, escribe el Fiscal General Schneiderman.

“Por favor sepa que, si la EPA falla en cumplir con sus obligaciones legales de asegurar un ambiente limpio, seguro y saludable para los neoyorquinos, no dudaré en utilizar todo el poder de mi oficina para obligar a la agencia a cumplir con esas obligaciones y a responsabilizar a los contaminadores por las violaciones de la ley estatal y federal del Estado de Nueva York”, concluye la carta del Fiscal General Schneiderman.

El mes pasado, el Fiscal General Schneiderman lideró una coalición de Fiscales Generales para oponerse a la Orden Ejecutiva del Presidente Trump que busca eliminar la Regla de Agua Limpia; También ha liderado la coalición de estados y localidades que apoyan el Plan de Energía Limpia, instando al Presidente Trump a rechazar el consejo equivocado para descartar el plan.

About The Author

Editor

Number of Entries : 8309

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top