You Are Here: Home » Periodismo » LOS PELIGROS DEL TEXTING

LOS PELIGROS DEL TEXTING

 textear

Fue en el año 1985 cuando la dirección General de Tráfico lanzó una efectiva campaña, musicalizada por Stevie Wonder, cantando: “Si bebes, no conduzcas”

Lialdia.com / Marisa Llergo/ México DF / 1/24/2017 – Treinta años después, con un sencillo video que ha sido viralizado a través de YouTube y demás redes sociales, se la conseguido promover una campaña que se espera sea igual de eficaz para evitar los accidentes de tráfico generados por el reciente vicio de los conductores de hoy: El teléfono móvil.

Inclusive, las autoridades han tomado parte seria en disuadir al automovilista de este hábito tan peligroso para él y quienes le rodean a lo largo de su camino.

El argumento de este video es de lo más simple: Chica conoce chico, se gustan, se ponen de acuerdo y comienzan a conocerse; establecen relaciones personales y a través de las redes sociales; comienza el texting o wattsapeo. Un emoticono por aquí, otro por allá… Muchas sonrisas y corazones entre citas. Hasta que llega el brusco e inesperado final, como cubeta de agua helada.

Hoy día, muchos ciudadanos del mundo somos usuarios de un Smartphone, y entre estos, muchos lo usan mientras están al volante.

Los psicólogos que trabajan arduamente en la curación de la adicción generada por los móviles, arrojan estas terribles cifras: En el año 2013 se registraron, sólo en Estados Unidos, más de cuatro mil muertes de personas atropelladas que chateaban por la calle mientras caminaban distraídas. Se calcula que un 71% de usuarios con edades comprendidas entre los 18 y 45 años, sufre algún tipo de dependencia al móvil. En los adolescentes las cifras son realmente preocupantes, ya que se alcanza prácticamente el 85%.

La Nomofobia o adicción al móvil, verdaderamente hace que nos cuestionemos si es para bien tanto avance en la comunicación. Después de todo, al virtualizar nuestras relaciones sociales, en lugar de vivirlas cara a cara y de forma real, nos lleva a estar más solos que nunca antes. Esto, además de los atropellos a peatones, accidentes de tráfico por estar enganchados al wattsapp, disminución de la capacidad de atención, lo que afecta el rendimiento laboral y académico.

Cinco segundos es el promedio de tiempo que dejan de ver la carretera quienes fijan su vista en el dispositivo móvil. A 80 kilómetros por hora, esos cinco segundos equivales a atravesar una cancha de futbol. Esta situación aumenta 23 veces todos los riesgos de manejo.

Cuando se está usando la opción “Manos libres”, la capacidad de reacción ante cualquier imprevisto es mucho más lenta que cuando el conductor está completamente concentrado en la carretera.

Aquí les dejo unos cuantos consejos del bloguero Héctor Meza, para evitar riesgos innecesarios.

  1. Ojos que no ven, corazón que no siente. Un poco más de la filosofía popular para poner en marcha un alto definitivo al texting & driving. Si vas a manejar, lleva tus dispositivos en el portafolio y guarda todo en la cajuela. Aunque consideres de vital importancia llevar tus dispositivos móviles en el bolsillo de la camisa, es muy probable que cuando llegues a tu destino puedas responder los mensajes que eventualmente llegaron a tu buzón en el trayecto. Y si ya de plano tienes proyectado pasar un rato considerable frente al volante, prevé los asuntos más importantes y calcula los periodos en los que, evidentemente, ya no podrás textear.
  2. ¿Y dónde está el copiloto? Si tienes la oportunidad de conducir con al menos un tripulante de compañía, y además consideras impostergable responder algún mensaje, pide ayuda y deja que tus compañeros ocupen su vista y sus manos en el dispositivo mientras tú no pierdes de vista la vía.
  3. Silencio, el mejor aliado. Si alguno de los escenarios anteriores no te convenció, también podrás activar el modo “silencio” de tu dispositivo. De esta manera lo tendrás al alcance de tu mano, pero no tendrás cada interrupción sonora que en muchas ocasiones puede resultar de menor importancia; tal vez fue sólo un mensaje sobre las noticias del día. Haz la prueba. Por tu bien y el de todos.
  4. Usa la tecnología a tu favor. Y justamente porque estamos hablando de comportamientos relativamente nuevos y que obedecen al desarrollo de la tecnología, también te podría servir darle una oportunidad a las distintas aplicaciones móviles que ofrece este servicio: contestar tus mensajes, personalizar según el remitente o simplemente notificar que en este momento no puedes contestar.

¡Piénsalo! Si la persona que te escribió recibe una respuesta automática porque está al volante, seguro podrá contagiar la responsabilidad y hacer de éste un mejor hábito en torno a los conductores hiperconectados.

Herramientas como DriveMode and Drive First, Quiet Zone, tXtBlocker o DriveSafe.ly, entre otras, podrán suponer un gran aliado en este cambio de conducta. Haz la prueba y tal vez descubras que no pasa nada si esperas a estar bajo el auto y entonces sí responder toda tu mensajería.

Todos juntos, una vez más estamos en la posibilidad de hacer un mundo mejor.

marisa texMarisa Llergo

Del grupo de editores

About The Author

Editor

Number of Entries : 8309

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top