You Are Here: Home » Economía » Finanzas » Mayweather y Pacquiao : El negocio del siglo…

Mayweather y Pacquiao : El negocio del siglo…

floyd_mayweather_vs_manny_pacquiao

Sin convencer a nadie el estadunidense vuelve a ganar, un juez, incluso, le dio 118-110 lo que indica en apariencia que hubo un dominio absoluto y claro y no lo fue

Lialdia.com / 5/03/2015 – No hubo argumento alguno en todo el combate que me hiciera pensar que algunos de los dos intentaría algo distinto. Para nada, lo que esperábamos de uno y otro. Con las mismas armas que empleó en muchos de sus combates anteriores, Floyd Mayweather se quedó con la victoria.

Sin convencer a nadie el estadunidense vuelve a ganar, un juez, incluso, le dio 118-110 lo que indica en apariencia que hubo un dominio absoluto y claro y no lo fue. No hubo necesidad de extralimitarse, no hubo algo de que preocuparse. Tan sencillo como aplicar la movilidad de piernas, los golpes requeridos, es decir sólo lo necesario para salir con la mano en alto y a cobrar.

Pacquiao, por su parte, intentó mostrarse tal y como lo ha hecho en sus actuaciones anteriores, mostrando valor, enjundia y queriendo provocar intercambio de golpes. Nada de esto sirvió. Fue anulado, envuelto en un estilo por demás conocido y sus intenciones quedaron ahí, para la decepción de millones de personas que pensaron que tenía con qué detener la marcha invicta de su adversario.

Por un lado, Mayweather mostró que los zurdos no son de su preferencia, luce en algunos momentos torpe, sin poder ligar combinaciones de golpes y en ocasiones sólo la mano derecha es lanzada con intención y puntería porque la otra mano sólo la utilizó para amarrar a su adversario. Manny Pacquiao nunca pudo conectar sólidamente, y sus intentos se fueron poco a poco diluyendo en choques cuerpo a cuerpo como si se tratara de sumo.

Los episodios iniciales fueron de dominio alterno, aclaro que eso de dominio es sólo una forma de decir porque ninguno de los dos metió a profundidad el acelerador para lograr imponer estilo y respeto. A la mitad del combate ligaron algunas buenas combinaciones sin que esto significara que alguno pusiera mal a su rival. Hacia el final y con más confianza Mayweather trabajando la distancia pudo mantener al asiático para concluir su trabajo.

Por todo lo anterior debo establecer que la frase La Pelea del Siglo sólo sirvió para fines de promoción porque queda claro que lo único que sí resultó fue el aspecto financiero para establecer, entonces, una frase más adecuada: El negocio del siglo en el boxeo. Y esto deja un sabor de boca desagradable, el boxeo no requiere ser envuelto en tal escenario de millones de dólares para ser algo muy serio y apasionante. Va por ello un reconocimiento a los muchos formidables pugilistas que ganando bolsas mucho menores que las de anoche nos brindaron verdaderas batallas, llenas de valor, calidad, entrega. ¿Revancha? No inventen…

Texto: El Excelsior


About The Author

Editor

Number of Entries : 8314

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top