You Are Here: Home » Economía » Finanzas » Obama quiere un presupuesto que equilibre economía y seguridad

Obama quiere un presupuesto que equilibre economía y seguridad

nueva carretera

Lialdia.com / El presidente Barack Obama advirtió el lunes a los legisladores republicanos que no aceptará un plan de gastos que aumente la seguridad nacional a costa de programas nacionales para la clase media. También los exhortó a no cargar la ley de gastos de operaciones de seguridad nacional con cláusulas contenciosas sobre inmigración.

“No aceptaré un presupuesto que elimine la relación vital entre nuestra seguridad nacional y nuestra seguridad económica”, dijo Obama. “Esas dos cosas van de la mano”.

Obama habló sobre el plan de presupuesto que presentó el lunes y el financiamiento del Departamento de Seguridad Nacional durante una visita a la sede del departamento.

El mandatario ha propuesto más impuestos a las empresas y personas más acaudaladas y un ambicioso programa de 478.000 millones de dólares para obras públicas. También ha solicitado un aumento de 7% en defensa y el gasto en programas nacionales que cancela algunas reducciones contempladas en el acuerdo de presupuesto de 2011.

Obama calificó esas reducciones de “austeridad sin sentido”.

El mandatario también dijo que todos los estadounidenses tienen interés en asegurar que el Departamento de Seguridad Nacional tiene los fondos necesarios para cumplir su misión. El presidente desea que el Congreso apruebe una ley de gastos del departamento sin echar atrás sus decisiones ejecutivas en materia de inmigración.

“Los hombres y mujeres del aparato de seguridad nacional trabajan duro para protegernos; republicanos y demócratas en el Congreso no deben jugar a la política con ellos”, dijo Obama.

El gobierno dijo previamente que el presupuesto representa una estrategia para fortalecer a la clase media y ayudar a “las familias trabajadoras para que salgan adelante en un momento de cambio económico y tecnológico incesante”.

“El país está mejor de lo que era hace cuatro años, pero también sabemos que los salarios y los ingresos de las familias de clase media están en cuenta regresiva”, dijo Obama en una entrevista transmitida el lunes por el programa “Today Show” de la cadena de televisión NBC.

Los ingresos de la clase media “no han mantenido el ritmo en los últimos 30 años en comparación con, como ya se sabe, los beneficios empresariales y lo que está pasando la gente en lo más alto”.

Incluso antes de que los enormes libros presupuestarios aterricen en los escritorios de los legisladores, los republicanos han comenzado a criticar la propuesta, acusando al presidente de intentar volver a políticas fiscales y de gastos que dañarán la economía mientras sigue sin abordar el mayor problema del presupuesto: un aumento del gasto en los programas de ayuda del gobierno.

La mitad del ambicioso programa de obras públicas se financiaría con un impuesto, que sólo se aplicaría una vez, a las ganancias que las empresas estadounidenses han ganado en el extranjero, dijeron funcionarios de la Casa Blanca.

El impuesto a las ganancias acumuladas ganadas en el extranjero sería de 14% y pagadero de inmediato. Según las leyes, esas ganancias sólo se gravan a nivel federal si se repatrian a Estados Unidos, donde enfrentan una tasa impositiva máxima de 35%. Muchas compañías evitan los impuestos federales sobre esas ganancias simplemente dejándolas en otros países.

El impuesto en cuestión sería parte de un plan más amplio del gobierno para reformar los impuestos a las empresas con la eliminación de ciertos beneficios tributarios y una reducción de las tasas impositivas, una tarea difícil que Obama y líderes legislativos republicanos han dicho que tratarán este año.

La propuesta de presupuesto de Obama para el ejercicio fiscal que concluye el 1 de octubre ofrecerá una amplia gama de programas de gastos y aumentos de impuestos que los republicanos, que ahora controlan el Congreso, ya han desestimado.

“Lo que creo que el presidente está tratando de hacer es, una vez más, explotar la envidia en materia económica”, dijo el representante Paul Ryan, republicano por Wisconsin y el nuevo presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios, que se ocupa de redactar las normas tributarias. “La redistribución no funciona”.

Sin embargo, Ryan también dijo en el programa “Meet the Press” de la cadena NBC que está dispuesto “a trabajar con el gobierno para ver si podemos encontrar un terreno común sobre ciertos aspectos de la reforma impositiva”.

La Casa Blanca opina que tiene alguna fuerza para imponer el impuesto a las ganancias en el extranjero vinculándolas con ingresos para proyectos de construcción que potencialmente podrían beneficiar a los estados y distritos de virtualmente todos los legisladores.

Los funcionarios de la Casa Blanca no estaban autorizados a discutir oficialmente el presupuesto y describieron la propuesta a The Associated Press con la condición de no ser identificados.AP

Portada:

ARCHIVO – En esta imagen del miércoles 16 de mayo de 2012 se ven las obras de construcción de una nueva carretera en el Condado airfax, Virginia. El plan de presupuesto del presidente Barack Obama para el ejercicio fiscal 2016 contempla un ambicioso programa de obras públicas de seis años y 478.000 millones de dólares para reparar y construir carreteras, puentes y mejorar el transporte público, la mitad del cual se financiaría con un impuesto, que sólo se aplicaría una vez, a las ganancias que las empresas estadounidenses han ganado en el extranjero, dijeron el domingo 1 de febrero de 2015 funcionarios de la Casa Blanca. (Foto AP/Haraz N. Ghanbari, Archivo)


About The Author

Editor

Number of Entries : 8309

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top