You Are Here: Home » Cultura » Desde mi ventana abierta / Julio C. García Sánchez

Desde mi ventana abierta / Julio C. García Sánchez

 

Carlos Fuentes

Carlos Fuentes Masias, se fue satisfecho de este mundo donde dejó un legado eterno.

Lialdia.com -    Julio C. García Sánchez   / Lo único que puede lastimarme con la reciente partida del escritor mexicano Carlos Fuentes Masias, es que prácticamente se fue de este mundo siendo excluido como un extraordinario candidato que fue desde hace décadas para ostentar un Premio Nobel como el magistral escritor que siempre demostró ser en el mundo de las letras hispanoamericanas. A través de los años se levantaron voces de protestas (incluyendo la de un servidor) exigiendo justicia para quien cimentó una gran trayectoria en el mundo literario, convirtiéndolo en el más reconocido y prolífico escritor mexicano y uno de los más fecundos en el entorno de las letras hispanas, cuyo compromiso con la cultura, la libertad y la defensa de los derechos humanos a lo largo de su obra literaria han sido reflejado en todo un bagaje de grandes libros concebidos, como los son las aclamadas novelas “La región más transparente” (1958), “La muerte de Artemio Cruz” (1962) y “Gringo viejo” (1985), entre otras que le acreditan no sólo el compromiso y el “indiscutible valor” de sus obras, sino su “capacidad para haber servido como puente permanentemente entre Europa e Iberoamerica de acuerdo a como siempre se le vio en el ojo visor mundial y a través de compañeros escritores que lo apoyaron en sus respetadas intenciones.

El mundo literario continuará llorando por mucho tiempo la partida de Carlos Fuentes, pero también lamentará perennemente que no se le haya distinguido entregándole merecidamente el Premio Nobel, no en tanto habérsele condecorado con  prestigiosos premios como el Rómulo Gallego en 1977, el Cervantes en 1987, el premio Príncipe de Asturias en 1996, La Gran Cruz de la Orden del Isabel la Católica, y entre otras condecoraciones, un doctorado “honoris causa” de la Universidad de las Islas Canarias, en España, y de los últimos que le entregaron mencionamos el Premio Internacional Fundación Gabarron de las Letras en 2011.
Sea cual fuera la actitud o la dedición que llevóo al comité del Parlamento Noruego ignorar a Carlos Fuentes para posesionarse del último importante galardón que le quedaba por conquistar en su laureada y brillante carrera por las letras, lo cierto es que ni aún después de muerto podrá obtenerlo en todo caso que estos señores se arrepintieran de su incomprendidad actitud, ya que el Premio Nobel no se le otorga postumamente a nadie a menos que el ganador haya sido nombrado antes de su defuncion. Paz a sus restos.

La función vital de un escritor

Puede haber la creencia que si una obra se midiera por el don natural de su autor, muchos escritores que ahora se encuentran entre aplausos de grandes editoriales y premios, rodarían con sus obras hacia abajo, y por supuesto, muchos de los que se encuentran en los peldaños inferiores de la escalera literaria cubrirían y ocuparían los sitios abandonados por los primeros. Sin embargo, el lugar que cada uno ocupa como escritor dentro de esa escalera, dentro de la carrera artística en general, no es importante sino para uno mismo. Un verdadero autor no debe mirar nunca qué espacio le pertenece dentro del panorama literario y, mucho menos, deberá compararse con sus contemporáneos. El pulso de un auténtico escritor de la palabra debe ser en contra del tiempo que es, en definitiva, quien ubica al artista en el sitio que en realidad le corresponde.

Muchos se darán cuenta del por qué un escritor cuando comienza un trabajo nuevo, se aísla de todo, y hasta toma la determinación de irse lo más lejos de las zonas urbanas para permanecer en el mayor de los silencios para poder concentrarse en las ideas, los personajes a crear, la sinopsis y marcar el mayor interés que le pueda prestar a su trabajo para provocar la avidez del lector una vez salga al mercado. El secreto es, no dejar que su retentiva lo haga caer en algo que ya recicló anteriormente y permanece en su subconsciente o retazos de los libros que haya podido devorar en la lectura de otros autores. Por eso necesitan estar lejos de los ruidos, constantes interrupciones o algo que pueda entretener su pensamiento y mente concentrada para crear una obra limpia y no se parezca a ninguna de las ya publicadas en el género que cultiva y trabaja.

Si algo toma en cuenta un autor es la definición de los personajes que mueven los hilos de la trama y estos deben estar bien amarrados y enmarcados en la importancia del espacio de la acción de cada uno de ellos. La narrativa dentro de la trama es algo fundamental dentro del panorama literario, y hay que hacerlo con suma habilidad para garantizar el contenido de la novela o del cuento en sus diferentes renglones, que vendría siendo una de las tantas garantías de que la obra en proceso se salve entre tantos libros que pululan dentro del panorama literario de gran competencia.

Dos grandes y talentosas mujeres en la historia musical y poética de Puerto Rico.

Si un servidor pudiera retroceder en el tiempo, me ubicaría en los años 40 y 50 para conocer dos gran0des talentosas mujeres de la música, la poesía y la cultura puertorriqueña. Una estaba muy adelantada con su música, al grado que sus composiciones se mantienen vigentes en el caribe he Hispanoamérica. La otra está considerada como la más grandes poeta femenina nacida en Puerto Rico.

Desde niño me he embriagado con las canciones enternecidas y románticas de la inolvidable compositora Sylvia Rexach, nacida en Santurce el 22 de enero de 1921. Simultáneamente, dentro de la formación en mis estudios secundarios, me relacioné con la poesía y vida de la poeta Julia de Burgos en las clases de español y estudios sociales. Ella llegó a este mundo en el barrio Santa Cruz del municipio de Carolina, dentro del seno de una numerosa familia pobre, compuesta por 13 hermanos. Pero sus padres se preocuparon por la educación de todos ellos.
En cuanto a Sylvia Rexach se refiere, cursó estudios elementales en escuelas públicas y privadas de la Capital. Se graduó de la Escuela Superior Central, donde descubrió sus vocaciones de poeta y destacada mujer en la música. Compuso en esos años dos de sus más importantes trabajos en el pentagrama romántico de Puerto Rico.

Continuará la semana entrante

jcgarciasanchez@aol.com


About The Author

Editor

Number of Entries : 5936

Leave a Comment

*

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top