You Are Here: Home » Economía » SCHNEIDERMAN PUBLICA RESULTADOS DE ESTUDIO SOBRE PRECIOS DE COMBUSTIBLES

SCHNEIDERMAN PUBLICA RESULTADOS DE ESTUDIO SOBRE PRECIOS DE COMBUSTIBLES

 

Toma acción judicial en Yonkers y Long Island en casos de especulación de precios relacionados con las grandes tormentas

Identifica fallas de la Ley de Zona de Precios y recomienda cambios

Schneiderman: “Mi oficina tomará las medidas necesarias y castigará a quienes violen la ley”

Lialdia.com /ALBANY – El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy los resultados de un extenso estudio de los precios de la gasolina en todo el estado durante el 2011. El examen, que se inició a principios de este año y se extendió por varios meses, fue parte de un esfuerzo para revisar cómo se determinan los precios en los distintos niveles del negocio de combustibles y proteger a los neoyorquinos de la especulación de precios. La revisión, que se intensificó tras las secuelas de la tormenta tropical Irene, dio lugar a dos sometimientos judiciales por el Fiscal General contra minoristas en Yonkers y Farmingdale, Long Island.

“Estoy comprometido a proteger a los consumidores contra la especulación en los precios de la gasolina y continuaré monitoreando de cerca los precios en el estado de Nueva York”, dijo el Fiscal General Schneiderman. “Cuando hay claras violaciones de la ley de especulación precios, mi oficina no dudará en tomar medidas y hacer rendir cuenta a los infractores, y así lo hemos hecho este año”.

Teniendo en cuenta el hecho de que la especulación de precios se produce después de eventos catastróficos relacionados con el clima tales como tormentas de hielo, tormentas de viento y los huracanes, a finales de agosto el Fiscal General emitió una clara advertencia a los vendedores mientras la tormenta tropical Irene se aproximaba a Nueva York.
Los vendedores fueron advertidos sobre la aplicación de precios excesivos sin el menor escrúpulo de un artículo de primera necesidad como la gasolina, alimentos, agua, generadores, baterías y linternas. Advertencias de este tipo proporcionan un fuerte elemento de disuasión contra el alza de precios, ya que las empresas deben sopesar los beneficios económicos de la subida de los precios en caso de emergencia contra el riesgo de ser acusados de especulación de precios, incurriendo en cuantiosas multas, y sufrir una pérdida de la confianza de sus clientes.

En efecto, cierta especulación de precios se produjo durante Irene. La oficina del Fiscal General está examinando de cerca los datos de precios en una investigación en curso y ya ha tomado acción en contra de dos estaciones de gasolina que cobraron precios excesivos sin el menor escrúpulo.

La primera acción fue tomada contra JW Station Corp. (d/b/a Gulf Gas Station), ubicada en el 1350 de la ruta 110, en Farmingdale, NY. Antes de la tormenta, la estación de gasolina vendía la gasolina sin plomo a $4,05 dólares por galón. Sin embargo, en el transcurso de dos días durante Irene, la estación vendió el mismo productor por $4.89 dólares por galón. La estación tendrá que pagar $3,061.74 en multas civiles y costos.

La segunda acción fue tomada contra Parmod Food Mart, Inc. (d/b/a Ultimate Quality Food and Fuel Mart and Parmod Pitt Stop)), ubicada en el 60 de Elm Street, en Yonkers, NY. Antes de la tormenta, la estación vendía la gasolina sin plomo a $3.82 dólares por galón. En el transcurso de dos días durante Irene, la estación vendió el mismo producto por $4.79 dólares por galón. La estación tendrá que pagar $7,500 en multas civiles y costos.

En respuesta a las quejas de los consumidores y en un esfuerzo por entender por qué los precios aumentaron tan rápidamente, en marzo del 2011 la oficina del Fiscal General inició un examen general de los precios de la gasolina en el estado de Nueva York. El objetivo fue determinar si los precios del gas reflejaban con exactitud las condiciones del mercado, o si hubo un aumento injustificado de precios. Anunciando públicamente el inicio de la investigación, el Fiscal General también trató de moderar la volatilidad del mercado, al disuadir a la industria de la gasolina de incurrir en especulación de precios. El Fiscal General advirtió que no necesariamente había una violación detrás de las alzas de precios, pero se comprometió a revisar a fondo el asunto.

La revisión evaluó detenidamente la posible alza de precios de la gasolina cuando los precios del gas aumentaron mientras se expandían los disturbios en todo el Oriente Medio rico en petróleo. Si bien los resultados mostraron que la amenaza de perturbación del mercado mundial del petróleo no se tradujo en alzas de precio en Nueva York, el estudio puso de manifiesto tres conclusiones principales:

• Cuando los precios del gas subieron más allá de $4 por galón de gasolina regular sin plomo en la primavera de 2011, la especulación de precios en violación de la Ley General de Negocios § 396-r no fue la razón. En su lugar, el análisis demostró que los aumentos de precios de la gasolina se deben principalmente a cambios en el precio del crudo, no las acciones tomadas por los detallistas de gasolina o de los mayoristas.

• Hubo especulación de precios durante la tormenta tropical Irene, en agosto de 2011 y el Fiscal General ha tomado acción en contra varios minoristas.

• Los precios de zona están prohibidos por la Ley General de Negocios § 399-ee, pero varios errores en la ley impiden una aplicación efectiva. El Fiscal General ha ofrecido recomendaciones para enmendar el estatuto.

La oficina del Fiscal General solicitó información detallada de precios al por mayor y al detalle de estaciones de gasolina en todo el estado. Para el período comprendido entre el 1ro de febrero hasta el 1ro de abril de 2011. Las estaciones proveyeron los precios diarios que pagaron por la gasolina en el mercado al por mayor y precios que la cobraron a los consumidores en las gasolineras. El análisis de estos datos permitió la oficina del Fiscal General determinar si las estaciones incurrieron en especulación de precios mediante el cobro de “precios desmedidamente excesivos”, o si las estaciones no hicieron más que pasar el aumento de los costes al por mayor.

Los resultados demostraron claramente que, aunque los precios de la gasolina subieron drásticamente durante este periodo de tiempo, las estaciones de servicio de gas no aumentaron significativamente su precio marcado – - el diferencial entre el precio al por mayor y el precio de venta al por menor – - ya que los precios estaban aumentando. Por el contrario, las marcas de precios del distribuidor fueron en general consistentes durante todo el período. Como las estaciones pagaron cada vez precios más altos a los mayoristas de la gasolina, pasaron los aumentos de costos a los consumidores. Por lo tanto, era evidente que los precios abusivos de las estaciones de servicio no eran la causa de las alzas de precios.

Finalmente, el Fiscal General encontró que algunos comerciantes mayoristas cobraron precios diferentes a diferentes estaciones de gasolina al por menor, incluso después de la promulgación de la prohibición de Nueva York sobre los precios de zona en 2008.

Por ejemplo:

• Un comerciante reconoció que divide sus propios clientes al por menor de estaciones de servicio en diferentes “zonas de precios.” Precios que se cobran a las estaciones en diferentes zonas varían tanto como 25 centavos por galón.

El estatuto de los precios de zona tiene las siguientes debilidades:

• La ley prohíbe a los mayoristas cobrar precios diferentes en el “mercado geográfico de referencia”, pero no proporciona una definición significativa del “mercado geográfico de referencia.”

• La ley sólo prohíbe “arbitrarias” diferencias en fijación de precios. Los mayoristas argumentan que sus diferencias de precios no son “arbitrarias”, como lo prohíbe la ley, sino en base a factores relacionados con el negocio, tales como las condiciones de comercialización diferentes, los costos de operación y el grado de competencia.

Por estas razones, entre otras, no han producido sometimientos judiciales de conformidad con la ley de fijación de precios de zona desde que fue promulgada en 2008, y no se sabe qué efecto, si los hay, la ley ha tenido en las políticas de precios de mayoristas – o los precios al consumidor – - en todo el estado.

El reporte puede ser obtenido aquí: http://www.ag.ny.gov/media_center/2011/dec/pdfs/REPORT-ON-NEW-YORK-GASOLINE-PRICES.pdf

About The Author

Editor

Number of Entries : 5582

Leave a Comment

*

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top