You Are Here: Home » Cultura » Centro Psiquiátrico Pilgrim: un encuentro con lo desconocido

Centro Psiquiátrico Pilgrim: un encuentro con lo desconocido

 

El Centro Psiquiátrico Pilgrim, anteriormente conocido como Pilgrim State Hospital, es un hospital psiquiátrico estatal ubicado en Brentwood, Long Island, Nueva York.
En el momento en que se abrió, era el hospital más grande de su tipo en el mundo. Su tamaño nunca ha sido superado por ningún otro centro, aunque es ahora mucho menor de lo que alguna vez fue.

 

En 1900 el hacinamiento en los asilos psiquiátricos de Nueva York se había convertido en un problema serio. Hubo varias estrategias implementadas para hacer frente a la sobrecarga de pacientes en aumento. Uno de ellos fue poner a los pacientes a trabajar en la agricultura en un ambiente relajado en lo que entonces era el Long Island rural.
Los hospitales estatales nuevos fueron llamados “colonias agrícolas” a causa de sus programas de tratamiento de vivir y trabajar y su énfasis en la agricultura. Sin embargo, estas colonias agrícolas, así como otras instituciones psiquiátricas, como el Kings Park State Hospital, que más tarde fue nombrado Reyes Park Psychiatric Center y Central Islip State Hospital (más tarde llamado Centro Psiquiátrico de Central Islip ), se convirtieron en centros de hacinamiento, al igual que las instituciones que estaban destinadas a reemplazar.

 

 

El estado de Nueva York comenzó a hacer planes para edificar una colonia agrícola, nombrándola en honor del Primer Comisionado de la Salud Mental del Estado , el Dr. Charles W. Pilgrim y se compraron cerca de 1.000 acres (4,0 km2) de tierra en Brentwood y comenzó la construcción del hospital en 1930.
El Pilgrim State Hospital se inauguró el primero de octubre 1931 como una comunidad muy unida con su propia policía y bomberos, tribunales, oficina de correos, una estación del tren de Long Island, planta eléctrica, granja porcina, iglesia, cementerio y torre de agua, así como viviendas para el personal y los administradores. Una serie de túneles subterráneos fueron utilizados para el transporte de comida desde las cocinas de los edificios, así como para las tuberías de vapor de las viviendas. Cada conjunto de edificios conocido como quads, constaba de cuatro edificios situados en torno a un edificio en el centro, donde estaba ubicada la cocina.

 

 

El hospital siguió creciendo a medida que la población de pacientes aumentaba. Finalmente, el estado de Nueva York compró más tierras en el suroeste de la instalación para la construcción de Edgewood State Hospital, un centro de corta vida que era una filial de State Hospital Pilgrim.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Departamento de Guerra de EE.UU, tomó el control de Edgewood State Hospital, junto con tres nuevos edificios en el Hospital Estatal Pilgrim, los edificios 81, 82 y 83, construyendo numerosas estructuras temporales y renombró al Edgewood y los edificios 81-83, como “Mason Hospital General,” como un hospital psiquiátrico dedicado a tratar a los soldados traumatizados por la batalla.

 

El renombrado director de cine John Huston, quien recibió una comisión especial en Army Signal Corps durante la Segunda Guerra Mundial, hizo un documental en el Hospital General de Mason llamado “Let There Be Light”, que mostraba los efectos de la guerra sobre la salud mental. La película desató una controversia y no fue vista por el público hasta el año 1981.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el Pilgrim State Hospital experimentó un aumento de su población de pacientes que lo hizo el hospital más grande del mundo, con 13.875 pacientes y más de 4.000 empleados. De hecho, en su momento fue incluido en el Libro Guinness de los Récords como el mayor hospital psiquiátrico del mundo.

En la década de 1950 los tratamientos más agresivos, se llevaron a cabo en ese lugar. Los pacientes, hacinados en estas grandes edificaciones, eran sometidas contra su voluntad a las terapias de moda de aquella época y aunque algunas mejoraban (por ejemplo, el electroshock era eficaz en ciertos casos), muchas sufrían daños profundos e irreparables. Se utilizaba la terapia del coma insulínico o cura de Sakel (descubierto por Manfred Sakel fortuitamente en 1933). Consistía en administrar insulina hasta lograr el coma hipoglucémico. Los pacientes debían permanecer en este coma de 15 a 60 minutos. Esta terapia, que solía durar unos sesenta días, generalmente se empleaba para el tratamiento de la esquizofrenia. El coma insulínico se introdujo en el hospital Pilgrim a partir de 1936.

También se aplicaba la tonoclonoterapia cardiozólica para la esquizofrenia. Consistía en inyectar un medicamento llamado Cardiazol, que ocasionaba terribles convulsiones. Otro angustioso tratamiento era la hidroterapia, que comenzó a utilizarse en los hospitales psiquiátricos a partir del 1900. La técnica consistía en sumergir en una bañera llena de agua al paciente para lograr que se relajase si estaba agitado o para aliviarle alguna dolencia física. El enfermo podía pasar allí desde unas pocas horas hasta toda la noche.
La mejor conocida controversia sobre estos tratamientos es el caso de Beulah Jones, un paciente que entre 1952-1972 recibió lobotomía y electroshoques, y su salud quedó seriamente dañada.

 

 

El Dr. Henry Brill se desempeñó como director de Pilgrim de 1958 a 1974 y presidió la introducción de nuevos medicamentos antipsicóticos. La medicación psiquiátrica y la atención comunitaria se convirtieron en una alternativa viable para los tratamientos y las grandes instituciones mentales comenzaron a declinar.
Edgewood, el hospital psiquiátrico, cerró sus puertas en diciembre de 1971, a raíz de la descentralización. Kings Park y Central Islip State Hospital permanecieron abiertos, mientras que poco a poco se produjeron recortes. Durante este tiempo, varias partes del campus empezaron a cerrar, sin dejar de reducir el tamaño entre los años 1970 y 1980. Los edificios del 81 a 83 se utilizaron brevemente como centro penitenciario en la década de 1980, pero debido a las protestas de la comunidad se volvió a renovar su uso psiquiátrico.

En la década de 1990, con la disminución de poblaciones de pacientes en los tres hospitales restantes, la Oficina de Salud mental del estado de Nueva York (anteriormente el Departamento de Higiene Mental) comenzó a hacer planes para volver a organizar los hospitales de Long Island, que se llevaron a cabo en el otoño de 1996, año en que Kings Park y Central Islip State Hospital cerraron, y el resto de los pacientes de esas instalaciones fueron trasladados al hospital estatal Pilgrim.
Partes del Centro Psiquiátrico de Central Islip se convirtieron en un campus para el New York Institute of Technology, así como un proyecto de desarrollo residencial y comercial. En el Kings Park, tres edificios de residencias comunitarias de vivienda administrados por Pilgrim permanecen abiertos. Gran parte de la antigua escuela se ha convertido en un parque estatal, mientras que el resto se encuentra sin utilizar.

En la actualidad, el Centro Psiquiátrico Pilgrim mucho más pequeño es el último de las instituciones del Estado que sigue funcionando en Long Island. La finca fue vendida, el suelo urbanizado, y se convirtió en el Campus Oeste del Condado de Suffolk Community College en 1974.

Gerald Wolkoff compró la propiedad de 462 acres (1.87 km2) por $ 21 millones en 2002 y anunció un plan para construir un complejo de oficinas de $ 4 mil millones. En la preparación, varios edificios del antiguo hospital fueron demolidos, sin embargo, la reconstrucción no ha comenzado todavía. Otras estructuras abandonadas, como el anterior edificio de la administración, las intalaciones médico / quirúrgicos, residencias médicas y la sección de empresas de servicios públicos permanecen, aunque se han hecho planes para su demolición.

El Centro Psiquiátrico Pilgrim alberga un museo, que muestra elementos de Kings Park, Central Islip, Pilgrim, y Edgewood, tales como fotos, boletines informativos, reliquias de los edificios abandonados y demolidos, y otra información histórica.

Otro proyecto propuesto para el sitio es la construcción de un Centro intermodal de transporte de mercancías , que sería un centro de trasbordo de carga de trenes a los camiones, que se construiría en unas 120 acres (0.49 km2) en las vías propiedad del Estado y el uso de un ramal ferroviario de la Long Island Rail Road que previamente llevó la carga y los visitantes del hospital.

El fotógrafo Alfred Eisenstaedt realizó para la revista LIFE numerosas fotografías de enfermos mentales en distintos psiquiátricos norteamericanos por el año 1930 y es el autor de la célebre fotografía, The Kiss, en la que un marinero besa a una enfermera para celebrar la rendición de Japón en la II Guerra Mundial. El recogió con su cámara imágenes realistas y muy impactantes acerca de cómo era la vida cotidiana de los pacientes de este Centro. Ellas ahora contribuyen a mostrar la realidad vivida en esa época.

About The Author

Editor

Number of Entries : 5941

Leave a Comment

*

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top