You Are Here: Home » Cultura » MIS PIES HUNDIDOS EN LAS ARENAS DE GIZA

MIS PIES HUNDIDOS EN LAS ARENAS DE GIZA

Un magnífico reportaje porque está escrito desde el corazón y desde la memoria de la vida de El Gabry en Egipto


Servicios de Long Island Al Día

www.Lialdia.com

TEXTOS Y FOTOS: Luis Omar El Gabry Bravo*

El Gabry

Dada la situación actual en Egipto y mi preocupación , ultimamente no paro de recordar como fue mi última visita allí, en Agosto de 2008 : sus gentes , sus costumbres, su olor, su color , la torridez del aire, su luna del Ramadán… su todo definitivamente, más allá de los sentidos .
Mis visitas al Cairo no son como las de un turista normal . La visita de un turista poco tiene que ver con la realidad egipcia. Es viajar en un cómodo autocar con aire acondicionado hasta un hotel de 5 estrellas, un crucero también por el Nilo en un barco de superlujo,excurisones guiadas con un guía de una agencia al que casi se le confía la vida y un viaje sin perder el confort ; a muy poco coste, dada la situación del euro fuerte , que aquí no podríamos de ninguna manera pagarnos un superlujo así.

Pero que yo allí fui un egipcio más y tuve la suerte/desgracia de vivir como uno de ellos. Hoy , comparto mis experiencias con ustedes, con la esperanza puesta en un mundo más justo, más humano y más digno .

El primer dia que llegué al aeropuerto,con mi melena,mi cámara y lleno de curiosidad, deseando ver a mi padre, tras mas de dos años sin verlo, lo vi al fin y sus primeras palabras fueron:
-Aquí este pelo no puede ser, serás el hazmerreir de la família y hay que cortarlo.
Ante mi increidulidad y pensando que era una broma reí , no reí tanto al comprobar que era cierto.-¿ Un chico con pelo largo? ¿como puede ser? eso es que no lo has educado bien -…. y demás lindezas tuvimos que soportar él y yo durante varios días en que todo el mundo me miraba extraño y así fue como 4 años de pelo largo acabaron en el suelo de una barberia cairota.

Un cliente satisfecho.. no es El Gabry

Así comenzó mi aventura en el Cairo. Aquel año , justamente llegué y era mes de Ramadán. Toda mi família seguía el ayuno preceptivo hasta el último rezo de la tarde y yo ,como parte de ella, también me tocó formar parte de esta tradición,aunque no de buena gana, ni por convencimiento.

Familia y amigos , ahora si por fin estaban orgullosos de mí, las puertas se abrian de par en par , multiples fiestas y banquetes al llegar el ocaso, música, olor a especies, olor a incienso y a fruta podrida y estiércol, tráfico cairota, cánticos guturales, o de sonoras albórbolas , golpes de viento que arrastran arena y se me inscrustaban en cada poro de mi piel y de mis labios resecos.

Cada dia era una nueva aventura, un nuevo hallazgo, momentos que fueron enriqueciéndome humana y culturalmente.
Descubrí ese Cairo que no se le explica al turista, esas calles llenas de miseria, niños buscando entre la basura algo que llevarse a la boca,o trabajando duramente. Los había tambien que me mendigaban cualquier cosa, hasta un bolígrafo. Recuerdo vagamente un día en Lúxor , cuando tenía 5 años y mis padres me llevaron al templo de Karnak, en las afueras, unos niños nos rodearon, mendigando algo y a mi madre se le ocurrió darles unos peines. Una multitud de chiquillos le arrancaron los peines a la niña a la que se los regaló y todos se pegaban por algo tan estúpido y de tan poco valor. La cosa seguía igual ¿Cuánto valen los cartones que recogen en el Khan el Kalili? ¿Cuánto por trabajar esos míseros talleres ocultos de las callejas ? ¿dónde queda la infancia secuestrada en la miseria, sin escuela, sin futuro, sólo sobreviviendo por unas piastras?

Y mujeres encerradas en sus casas, víctimas de la miseria tambien , de los prejuicios, de la obediencia a la familia, o a la madre del marido. Me amarga ese sentimiento de pobreza, un pueblo tan rico y hundido economicamente, donde una minoría vive en una opulencia vergonzosa, donde un policía gane 30 euros al mes y por eso es tan fácil de sobornar, una maestra gane 70 euros y millones de egipcios viviendo bajo el umbral de la pobreza con menos de 2 euros al día, poco es de extrañar que la situación haya estallado pocos años después en una revuelta de hartazgo y humillación.

Pasados unos dias , ya era uno más de ellos , sin ningun complejo, comia con ellos sentado en el suelo, todo me parecía riquisimo, quiza por el hambre que habia padecido todo el dia y ya no me hacia falta empatizar con nadie, ya era de allí, como ellos, pues el hambre me  había hermanado.

Pero realmente descubrí que era un egipcio más cuando visité el Museo Egipcio y ante mi , una estatua de un escriba. Impresionado ,parecia que me estuviese viendo en un espejo, era un calco mio!.´

Y es que amigos mios, soy más egipcio de lo que me creía, por eso me duelen tanto estas letras.

* * Copyright 2011. Del grupo de editores de Long Island Al Día

About The Author

Number of Entries : 4689

Comments (15)

  • Edgar Ramírez

    Lo que cuentas me sabe también a mi America, la de las islas donde Haití especialmente clama, la del sur y la de los arrabales de los espejismos de las ciudades opulentas de norteamerica, la juventud merece otro horizonte, sin esas camisas de fuerza de nuestras propias culturas que viven bajo asedio, por ello se enquistan malamente.
    Que hermoso es uno reconocerse en sus ancestros y compartir el pan con los de uno y saber que todo es un manjar cuando se esta hermanado. Hay muchas batallas por delante (adentro y afuera)…Las propias de nuestros propios paises y su tendencia defensiva contra el cambio. Las externas son las mas pérfidas. Pero hay que sacudirse armarse de entusiasmo (a mi casi no me queda) y construir mejores mundos para todos.
    Un abrazo

  • El Hombre De Tinta

    Brillantísimo reportaje. Está rico en contenido y narración. Las imágenes son preciosas y la historia es atrapante ¡¡¡Me ha encantado!!!

    EHDT.

  • Nega

    Viva la lucha de los pueblos!! Mubarak vete ya perro !!

  • Cristian Romero

    Egipto parece ver la luz, esperemos que no se ciegue y salga al fín adelante.
    Nada de esto hubiera sido posible sin el coraje de los millones de egípcios que, con gran valentia, se han plantando ante tanta injusticia. Y por supuesto, sin el de aquellos que se sienten en concordáncia con este magnífico pueblo y ha brindado su apoyo incondicional desde cualquier parte del mundo. El Gabry es un ejemplo, y además un gran ejemplo.

    Esperemos que el norte de África se recupere pronto de la tiranía y las dictaduras y muestren una sonsrisa de libertad al resto de naciones.

  • CROUSTE Martine-Annie

    Un reportage muy lindo, interesante y emocionante. Me llega directo al alma. Y qué fotos más hermosas. Espero que este maravilloso pais van a re encontrar la paz y el gusto de la felicidad muy, muy pronto, “limpiado” de la dictadura y de todo tipo de fuerza mala. Felicitaciones.

  • Patri

    Gracias a Dios existen cámaras de fotos que no sólo muestran el esplendor de las pirámides, y afortunadamente la tuya es una de ellas. Cuando muchos nos imaginamos Egipto sólo veíamos pirámides, una cultura apasionante, una mitología increíble y unos museos que queríamos ver, pero tú haces posible que la imaginación se quede en eso, imaginación y que toquemos con los pies en la tierra. Egipto no es el país de las pirámides, es un país valiente que se ha atrevido a salir a la calle y reivindicar lo que es suyo, además de mostrar a todo el mundo que los monumentos no son lo único que hay y debe preocuparnos.
    Como siempre, enhorabuena.

    Y sí, ¡el escriba se te parece muchísimo! ¿No has pensado en investigar un poco sobre él y tu familia de allí?

  • Tamara

    Tus palabras me hacen sentir cada vez más tus sentimientos y tus experiencias. Esperemos que estas imágenes sean en poco tiempo muestra de lo que era Egipto antes de su liberación 🙂

  • Alberto C. Martín Márquez

    Cuando un corresponsal de prensa envía su crónica al periódico, narra la situacion vista desde fuera. Esta crónica, vivida desde dentro nos narra una situación que te engancha desde el primer momento y te deja inmerso en la duda de si la realidad no es más novelezca que una buena novela. Digno hijo de su madre. Chapó

  • alexan

    Preciosa narración!! Espero que Egipto consiga sus propósitos, mis felicitaciones Omar por este blog!

  • Lucía

    Gracias por compartir tu experiencia con todos nosotros. Realmente es un artículo fantástico que nos ayuda a acercarnos de forma objetiva el día a día de Egipto.
    Las fotos son conmovedoras, describen perfectamente las instantáneas de tus vivencias y nos aproxima a un mundo que pocos llegan a ver si viajan a Egipto. Este país ha estado tan idealizado que nunca ningún turista ha querido buscar más allá. Ahora la verdad sale a la luz y muestra toda la decadencia a la cual ha sido llevada. Siendo un país rico y con una industria turística que hasta hace peligrar la propia conservación de los restos arqueológicos, podría autoabastecerse de una forma en que otros países no pueden.
    Empezando por Túnez y continuando por Egipto, creo que los países árabes se han cansado de tanta sumisión y tiranía, si se lucha por causas de religión porque no enaltecer tu cultura, los derechos humanos y abogar para vivir sin miedo.

    Progresivamente los países árabes están buscando construir un futuro para las generaciones venideras, como ya lo hicieron durante el siglo XX algunos países de Europa. Solo el tiempo nos mostrará si el cambio ha sido a mejor, se podría engendrar verdadera democracia y quizás posean el poder los radicales musulmanes.

    Lo único que podemos hacer ahora es aguadar y espera ver el desarrollo de país espléndido que fue uno de los padres de las culturas occidentales.

  • Mariana

    Gabry gracias por tu mirada y tus palabras, un registro de este tipo es valiosísimo, Mariana

  • Beatriz Basile

    Qué buena narración,Gabri.Es cierto que a los países se los conoce no con el turismo sino con la convivencia.Allí te puedes meter en su esencia,compartir,”el mundo es una aldea”.Vivir como ellos y con ellos,te ha dado una perspectiva realista.También pudiste acercarte a tus raíces y vivenciarlas.Se tardará en revertir la actual situación,pero hay una fuerza que hace que los pueblos sometidos tomen conciencia de sus derechos,después de todo a una cultura tan antigua y exquisita,le va a ser más fácil.Felicitaciones.

  • Omar El Gabry

    VICTORIA!!!!!!!! MUBARAK SE FUE!!!! ENHORABUENA EGIPTO!!!!!!!!!

    MIL BAILES, MIL RISAS, MIL ABRAZOS Y LLANTOS EN LA PLAZA DE LA LIBERACIÓN.

    PUEBLOS DEL MUNDO!!!! TOMAD EJEMPLO!!!!

  • Mujeres Poetas Internaconal

    Adoro Egipto, es maravilloso poder recordar las cosas buenas en lugar de solo verla parte negativa, eso hace tu escrito, muy agradecida.

  • Mary

    Enhorabuena Omar por este magnífico reportaje, nos has hecho ver como vive el pueblo egipcio, sin maquillar ni esconder la relidad.
    Egipto ha demostrado que si el pueblo se une y lucha por la libertad, sin miedo, no solo no será vencido, sinó que alcanzará la victoria.

    Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
    Para la libertad, mis ojos y mis manos,
    como un árbol carnal, generoso y cautivo,
    doy a los cirujanos.

    Para la libertad siento más corazones
    que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
    y entro en los hospitales, y entro en los algodones
    como en las azucenas.

    Para la libertad me desprendo a balazos
    de los que han revolcado su estatua por el lodo.
    Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
    de mi casa, de todo.

    Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
    ella pondrá dos piedras de futura mirada
    y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
    en la carne talada.

    Retoñarán aladas de savia sin otoño
    reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
    Porque soy como el árbol talado, que retoño:
    porque aún tengo la vida.

    MIGUEL HERNÁNDEZ, El hombre acecha, (1938-39)

Leave a Comment

*

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top