You Are Here: Home » Cultura » El Escorial

El Escorial

Servicios de Long Island Al Día
www.Lialdia.com

Texto y fotos: Alejandro Gómez García

El Escorial nada tiene que ver con la escoria de las fundiciones.
También es fácil pensar que hablar de El Escorial es hablar del Monasterio,

o que el municipio no existía por sí mismo hasta que Felipe II adjudicó la construcción del Monasterio, en conmemoración de la victoria de las tropas españolas contra los franceses en la batalla de San Quintín, el 10 de agosto de 1557, que al coincidir con la festividad de San Lorenzo (martirizado en una parrilla, de ahí también la curiosa forma del monasterio), dio origen al sobrenombre de la localidad formada alrededor del Monasterio.

Y, ya que todos sabemos que en el Monasterio no se hacen barbacoas teniendo “parrilla”, deberíamos entender que El Escorial es más que sillería o mampostería.

En este municipio hay otros lugares distintos a los que solemos visitar, pero conocerlos precisa tiempo y a menudo sólo está al alcance de los habitantes de la región, o de aquellos que lo invierten en deambular, explorar o simplemente pasear por los alrededores, sin más pretensión que la de disfrutar del paisaje o de la buena compañía.

Cuando el ganado se aleja,
salto de piedra en piedra
-cruzo el río.

El forastero poco puede llegar a interiorizar si la visita es breve.
El nativo corre el riesgo de quedarse ciego.

Tú descubriste el arroyo que nos llevó al lago;
seguiste viendo sólo agua hasta que nos sentamos
-sólo entonces contemplaste el reflejo del mundo.

Al Escorial le cobija el Monte Abantos y ese parapeto hace muchas veces de barrera natural al frío del norte y a las nubes.
Si te alejas del Escorial, merece la pena mirar atrás un par de veces para contemplar sus atardeceres…

About The Author

Number of Entries : 4689

Comments (1)

  • Mayte Bravo

    Muy interesante este paseo que nos has regalado sobre el Escorial, un lugar tan mágico porque todo lo que se encierra entre sus paredes y sus jardines son conocimiento y secretos. 35.000 metros cuadrados que constituyen una de las más importantes obras del ser humano a tan solo 50 kilómetros de Madrid. Para algunos, Octava Maravilla del Mundo; para otros la mismísima “Boca del Infierno” pues explican las contradicciones del rey Felipe II,un rey encerrado en sus propias supersticiones, enfermo y obsesionado con la religión, la alquimia y el esoterismo, que creó un edificio como un universo en si mismo que, por un lado, se abrazaba a la religión mientras no dudaba en intentar introducirse en la alquimia y la magia, llegando a construir en el monasterio un laboratorio destinado a fabricar oro o productos químicos de dudoso fin.Un admirador de pintores como El Bosco, que pertenecía a una sociedad secreta, los adamitas, los cuales rezaban desnudos mientras esperaban el fin del mundo tal y como lo señalaba en su cuadro “El jardín de las delicias” sin embargo despreció al Greco , qeu hubiera podido estar más en consonancia con sus estricta moral católica. Su obsesión por lo religioso le llevó a adquirir más de 7000 reliquias, desde la cabeza de San Hermenegildo, huesos de San Lorenzo, restos de santos, vírgenes y mártires. hasta el cuerpo incorrupto de San Diego de Alcalá.
    Sin duda alguna, la Biblioteca del Monasterio, que espero que nos muestres otra vez, es una de las joyas del mismo. Los libros están colocados en las estanterías con el lomo hacia adentro. Para unos, son libros esotéricos cuyo contenido se quiere ocultar, mientras que para otros , se colocaron así para que las hojas se aireen. La importancia de esta biblioteca radica en más de 40.000 impresos y unos 2.600 manuscritos de los siglos V al XVIII. Se considera la biblioteca más importante del mundo en cuanto a libros de magia, sólo comparable a la de La Sorbona o la del Vaticano.
    Secretos, leyendas , parajes llenos de misterio, altares de sacrifico de los celtas, la llamada Silla de Felipe II, del siglo VI a.C, ahora también en sus alrededores, un supuesto lugar de apariciones marianas. al fin y al cabo es la fuerza de una tierra mágica.

© 2011 Long Island al Dia - Powered By Wordpress - Diseño Web Bravo Advertising

Scroll to top